Archivos Mensuales: marzo 2016

#Masc4masc

This has taken a while… Me gustaría decir que quise alejarme voluntariamente del tema para volver a él con ojos frescos, pero en realidad lo dejé por flojera. Por flojera y por rabia. Me dio mucha cólera leer y releer la idiotez que publicó ese huevón y decidí, por mi salud mental, to put a pin on it. Mi opinión no ha cambiado en lo absoluto en las dos semanas que han transcurrido desde que me topé con ese mamotreto, así que podría decirse que voy a publicar mi borrador casi, casi sin editar.

Ok, nunca tanto, ciertamente lo he pulido un poquito y además lo he traducido al español… for the most part (al principio lo escribí en inglés porque era mi intención que el huevón me lea y me entienda). Ya no me interesa. Prefiero que los cuatro gatos que me siguen, me lean y entiendan. ¿Por qué es importante para mí escribir este post? El señor sin polo lo dijo claramente: “If something I have written really does bother you than [sic] I challenge you to write your own piece”. Bueno, algo realmente me jode. And though I’m making a conscious effort to not be a judgmental prick these days, esta huevada me da mucha rabia y creo que necesita decirse. Al menos yo necesito decirla.

¿Todos estamos conscientes del fenómeno de “mujereo” entre gays, verdad? Eso de decirnos hermana, amiga, huevona, cambiarnos de pronombre, etcétera. It’s a thing. It’s a FUN thing. Todos lo hemos hecho en algún momento porque, valgan verdades, es muy cague de risa. A mi parecer, es un fenómeno inofensivo. Es el juego de la mariconada. Porque si no somos “hombres”, como nos han dicho una y otra vez, ¿entonces qué seremos? Pues, mujeres. El rechazo total de la masculinidad convencional and the embrace of fierce femininity que se nos impone a todas las cabras por igual.

Cuando digo que “se nos impone a todas por igual” hablo de cuando viene de fuera, de lo que la gente straight asume de uno. Eso es lo que le jode a la musculoca del post y, saben qué, en eso tiene razón. Está mal. Nadie debería asumir que él quiere ser tratado así solo porque es gay. Ninguna cojuda heterosexual debería aproximarse a un gay gritando “hey gurl hey” si no lo conoce. That’s fair. I’m all for that. PERO no está mal que lo hagan si, efectivamente, sí lo conocen y saben que no le importa o le gusta. ¿Qué tiene de malo? ¿En qué arruina eso tu fantasía #masc4masc, Barrett? To each their own.

Cuando es una respuesta interna nuestra a la imposición externa, it’s an inside joke/comeback and a fabulous one at that. Tengan muy claro que no solo lo hacemos porque nos divierte sino porque les jode. También puede ser un gesto contestatario, un gran dedo medio para la gente que nos insulta precisamente por ser femeninos o no-masculinos. O, simplemente, nos da la gana de mujerearnos y cagarnos de risa y chau.

Mujerearse no significa que una quiera ser mujer (see what I did there?). Tampoco significa que ninguna quiera serlo. Como le expliqué a mi mamá cuando me preguntó si, al ser gay, yo quería ser o me veía como mujer, la respuesta es: en mi caso, no. Yo estoy muy bien siendo hombre y estando con hombres, masc and femme alike. Quizá para otros la respuesta sea sí. Hay gente que es súper femenina siendo hombres y todo bien, hay drag queens, hay gente trans, hay gender-fluids, ¡hay de todo, puta madre, y qué! Por algo la comunidad gay ahora tiene más letras que la mierda. Dejen a la gente ser lo que chucha es. Ya de por sí es aberrante que “la masa” nos diga que no podemos ser quienes somos, ¿ahora va a venir esta cabra, una de NOSOTROS, a decirnos que no podemos decir “yas” o “queen” o “slay” porque le da vergüenza? FUCK. NO. YOU BETTA DON’T.

What I’m saying is that we need to really look at how powerful language is“, dice esta maricona. OKAY, LET’S. Empecemos por revisar detenidamente las palabras de este hombre homosexual, privilegiado y blanco:

 “I think this is furthering a stereotype and a stigma that doesn’t actually represent the smart, ambitious and successful community of men that make up our diverse and intelligent brotherhood”

Aquí tenemos dos cosas. Uno, las mujeres no existen para este patán. Al leer este mamarracho uno pensaría que la comunidad gay está compuesta exclusivamente de hombres (y apuesto un huevo a que en su cabeza son todos hombres igualitos a él). Dos, no es de sorprender entonces que la feminidad para este huevón sea algo negativo. Hell, it’s a stigma that doesn’t represent us! Conclusión: actúa “como hombre”, maricón.

“It’s not only about the obvious derogatory words like faggot, but rather a full range of speech that we need to be mindful of when looking to accurately represent ourselves”.

Ok, aparentemente, no nos estamos representando adecuadamente cuando decimos “yassss” o “gurl“. ¿Representando ante quién, mi amor? You’re equating being taken seriously with being accepted by heterosexual establishment. We’re queer. It LITERALLY means “strange or odd from a conventional viewpoint”. Qué diablos nos importará cómo nos está viendo “la gente”. Hace años que dejamos de preocuparnos por eso, cariño. Por eso en tu país hay desfiles y celebraciones por el día del Orgullo y en el mío, marchas y protestas.

“It’s hard to not get caught up in the “fun” of using these words when you’re with specific friends that throw these words around in spirited manners…”

Specific friends. Mejor di que solo está bien decirlo a puertas cerradas donde solo las más mariconas del condado te escuchen y guarden tu secreto. ¿Qué te crees, Ana Frank? Bitch, ain’t nobody looking for you! Ella tenía serias razones para esconderse, tú no. Tú eres un imbécil que cree que los gays más femeninos son la razón por la cual “la gente no nos toma en serio como grupo” (what does that even mean!). That’s some DEEPLY internalized homophobia. No creas que porque eres guapo y tienes N likes en tus fotos sin polo y te comes a huevones muy ricos (asumo), no tienes una autoestima del hoyo y resientes hasta cierto punto ser gay. Language IS powerful y el tuyo te delata.

This is a “let me back into the (straight) fold” speech masked as a “why can’t we all just get along” and I’m NOT here for it. La gente es lo que es y hará lo que le da la gana, déjalos ser. Nadie te impide a ti ser el más insufrible de todos los estereotipos homosexuales que hay y que un comediante que me encanta, llamado Jeffery Self, supo capturar muy bien (hablando específicamente de ti):

Stereotypes come in many forms and the muscular internet-famous white guy who’d rather see this community boiled down to “masc for masc” is my very, very, very least favorite.

A-fucking-men. Lamento decírtelo, “bro”, but as long as you get on your knees and suck dick like the rest of us, you’re just as gay. Ser “straight acting” – qué despreciable frase – no cambiará eso en lo absoluto. Vive y deja vivir. Yo no te juzgaré más allá de este post. SO GO FORTH, YOU DUMB BITCH, AND SLAYYYYYYYYYY!

ezgif.com-add-text-3

LP

Lado A: A view from a bridge

Parto tomando cierta distancia para luego aproximarme con cautela a todo aquello que suene a juicio. I know, right? Quién diría. ¿He madurado, quizá? De hecho siento que desde que me mudé, soy mucho más tolerante y zen. Es más, me atrevería a decir que ahora soy… ¿optimista? Encuentro muy difícil ser judgmental y negativo en un lugar donde puedes ser y hacer lo que te da la gana sin que te miren dos veces. Simplemente no se puede. Don’t get me wrong, I still have no time for your bullshit. Pero no me detengo en ello, no me interesa comentarlo demasiado. A menos que me considere directamente afectado, prefiero pasar de. Suena súper Eat, Pray, Love pero creo que alejarme de Lima me ha hecho bien. Creo que, como sociedad, nos gusta demasiado rajar, condenar y sentirnos perpetuos damnificados. Pero no voy a rajar de Lima ni voy a condenarla ni voy a llorar por cómo me sentía ahí. ¿Qué caso tiene, si ya pasó? Shit happens, hay que soltar nomás.

Ya del otro lado del puente, me pregunto por qué cargué tanto peso muerto conmigo. Me respondo automáticamente “porque quería quejarme”. De hecho todavía quiero, me sale muy natural. Pero mis rants duran cada vez menos and are few and far between. Quizá algún día, pronto, baste con un quick eyeroll, un “ugh” y se acabó. That’d be nice.

Diré esto a favor de Lima y Latinoamérica en general: creo que si nos quejamos de todo es porque creemos que, efectivamente, todo nos corresponde. Todo nos concierne, hasta lo ajeno (¡sobre todo lo ajeno!), y eso no es del todo negativo. Nos hace gente más empática, me parece. Incluso a mí, and you know me, me resulta muy difícil hacer cualquier cosa sin considerar su impacto en los demás. Lo noto en las cosas más estúpidas, como cuando tengo que correr de un tren a otro y procuro no golpear a otros commuters. Uno podría decir que estoy tratando de no golpearme YO y sería lo más lógico; pero la verdad es que pienso “no quiero molestar a nadie”. A veces todo pasa muy rápido y no logro apartarme a tiempo, pero si termino golpeando a alguien, al menos puedo decir con sinceridad que hice mi mejor esfuerzo por ser considerado. Incluso me disculpo a la volada. Un gringo es CERO así. No solo no se disculpan sino que no les importa. It’s me first, me second and me third.

Mi sociedad metiche, soterradamente, me enseñó a pensar en los demás como en mí mismo. Acepto que aquí no es el caso. Bah, es su problema, ¿para qué me voy a complicar? Ain’t nobody got time for that!

 

itiswhatitis

 

Lado B: Half-hearted

Hablando de tomar distancias necesarias y aproximarse con cautela a los juicios, hace varias semanas me reencontré con mi ex y tengo un borrador por publicar titulado “Half-hearted” desde entonces. Como tiene que ver, más o menos, con lo escrito anteriormente decidí editarlo y anexarlo a este post. I sat on it for a month, give or take. De hecho escribí tres versiones del mismo borrador, pero decidí no publicar ninguna porque en todas sus encarnaciones la sangre siempre estaba fresca.

Cuando lo escribí por primera vez era un absoluto melodrama. Me dio vergüenza y lo borré. It wasn’t right, I didn’t really feel that way. La segunda vez solo tenía ganas de sentenciar, de cerrar. Hervía por no poder abrir la boca y darle un final certero, absolver o condenar. Me pasé semanas pensando en la huevada, caminando con un globo en el pecho que se insuflaba más cada día, eliminando cualquier posibilidad de pasar por mi garganta. Yo proceso todo por escrito, pienso en voz alta, pero temía que emitir (y publicar) un juicio sería reventarlo, reventarnos… y no en el sentido que alguna vez habíamos disfrutado.

Me sentí tentado a cascar de un solo golpe mis sentimientos y dejar que las esquirlas revienten el globo de una maldita vez, chips fall where they may. Quería decir la huevada más severa que se me ocurrió (y de hecho escribí): Mientras sostenía tu cabeza contra mi pecho, descubrí que tu cabello es más oscuro ahora y ya no te amo. ¿Pero cómo iba a lanzar así nomás palabras tan agudas, tan duras, de las que ni siquiera estaba seguro? No, eso era demasiado contundente para algo tan suave como tú y yo.

Esperé. Pasó una semana, luego otra. Se fue enfriando, haciendo costra. Ahora, desde una distancia prudencial, creo que he logrado descifrarme, contener lo que siento, reducirlo a frases, a líneas que pueden deslizarse por la boquilla del globo. I can finally get it out, I can finally get it right: Mientras sostenía tu cabeza contra mi pecho, descubrí que tu cabello es más oscuro ahora y quise protegerte, como siempre, pero no es mi lugar. Que haya o no amor es irrelevante, no soluciona el problema, no es suficiente.

La verdad es que te quise mucho para admitir que, incluso ahora, estamos en lugares diferentes. La geografía no ha hecho más que ponerlo en evidencia. ¿Y sabes qué? Me alegro de que sea así, de que no tengamos siquiera la oportunidad de cagarla. ‘Cause Godney knows we’d try and fail. Tengo treinta y un años y puede que no sepa lo que quiero, pero sí sé quién soy y te deseo lo mismo o algo mejor. Me tranquiliza saber que te estás buscando. Es el momento correcto. Thank you for letting me see you off and finally let go.

Me sorprende lo mucho que se puede querer a alguien en tan poco tiempo y cuánto puede sobrevivir. Me sorprende aún más este tipo de break-up con amor. Creo que jamás me había pasado. O sea, ahora estoy en buenos términos con mis exes, but you best believe that when we broke up I burnt that shit to the GROUND. Esto es muy diferente, la casa no está en llamas. Simplemente la desocupamos, cada quien a su ritmo y por su lado, porque en este caso es lo mejor para los dos. I thought Gwyneth was full of shit, but apparently “conscious uncoupling” really is a thing.

Eso sí, debo decir que este tránsito hacia la paz interior se vio seriamente obstaculizado por las valoraciones y prejuicios de algunas personas sobre las relaciones cortas, so quick to dismiss them like they couldn’t matter. “Solo fueron X meses”, “ha pasado N tiempo”, “supéralo, no es para tanto”. Agradezco las buenas intenciones y deseos de superación pero ya, huevones, déjenme. Qué necesidad de juzgar lo que no conocen. Por último, si fue importante para nosotros, ¿qué tanto? We’ll get out of the tub when we’re good and ready.

And I think – finally – the time is now.

1wbMbD