Archivos Mensuales: julio 2015

#GrowingUpUgly

So, I’ve been meaning to write this for some time now. En el fondo me alegra no haberlo hecho cuando se me ocurrió la primera vez porque era all about someone else’s beauty when it should’ve been about what my reaction to such beauty said about me. ¿Qué sucede? Todos aman la belleza (we gays in particular). Glorificamos todo lo que sea hermoso, le atribuimos más cualidades de las que realmente tiene y castigamos todo aquello que no lo es, incluyéndonos. Mi interés por el tema empezó cuando me pregunté a mí mismo: ¿qué se sentirá ser tan guapo como *****? No pasó un segundo antes de que mi duda abriera paso a otra más relevante: ¿por qué coño me estoy preguntando eso? Am I jealous of it? Threatened by it? Does it make me less? En ese momento decidí escribir al respecto, pero pronto lo olvidé. That is until literally minutes ago when I saw the sign (and it opened up my eyes): un trending topic de mi futura ciudad que reza #GrowingUpUgly.

Ace of Base tenía razón, life IS demanding without understanding! Por ello, quiero entender y aceptar. Creo que el primer paso es permitirse total sinceridad y vulnerabilidad. First of all, I hate that hashtag. Porque, pese a existir belleza y fealdad convencional (I guess), al final del día ambas son una construcción social and I feel this one is used for evil. No ser el más hermoso, no te hace Cuasimodo tampoco, ¿no? So (I thought) I did not grow up ugly, I grew up FINE. Tenía cosas que me gustaban de mí y cosas que no, pero no me preocupaba. Eso fue hasta que un tercero, algo así como este hashtag pero de carne y hueso (que encima era gordo y parecía un sapo), me dijo que mi nariz era gigante.

And it is! It’s absolutely true, pero jamás me incomodó ni pensé que fuera horrible o que alguien me estuviera juzgando por ella. Antes de que él me lo dijera, mi preocupación por mi nariz era tan invisible como lo es mi nariz a mis ojos. Please, try it. Can you SEE your nose right now? That’s how big a deal it was to me. Pero después de ese día, cuando alguien más me lo dijo, pensé “quizá mi nariz sí es fea, should I fix it? Is that it? O quizá tengo otras cosas que la gente está juzgando. Am I skinny fat? I AM skinny fat! Am I too short? O sea, soy chato, ¿pero MUY chato? Fuck! And what about my teeth? Tipo, están derechos, pero desnivelados, parezco una escuadra, will people notice? HAVE people noticed?!” y así sucesivamente. And don’t even get me started on that cousin that called me FAT that one time! Anorexia al minuto. No comí por el resto de ese año creo. (Cool your jets, ya lo superé y todo está bien. AND I kept the weight off).

De nuevo, Ace of Base tenía razón: no one’s gonna drag you up to get into the light where you belong, así que yo me llevé a mí mismo. I embraced my huge ass nose, my little frame and my crooked smile pero me tomó un culo de tiempo (y me llega al pincho que todo se haya desencandenado porque un gordo hasta el culo me hizo sentir inseguro sobre mi nariz). Felizmente, soy recontra fotogénico, so that helped! Even if I’m super gross, las cámaras colaboran con mi delirio de que I’m actually kinda cute. Y como todo empezó vía social disease, it ended that way too. El rechazo de los huevones que a mí me gustaban alimentaban la idea de que, indeed, I wasn’t good looking enough. Pero cuando conocí gente a la que le gustaba, todo ello se esfumó por arte de magia (which kind of sucks too, right?).

Ahora que soy adulto y estoy bastante acostumbrado a mi cara y mi cuerpo, both of which have been praised and insulted A LOT in their day, ya no me importa. Eso sí, voy al gimnasio todo lo que puedo. Concesiones. Pero al menos no escucho a terceros (salvo que me digan las cosas bonitas que quiero oír) ni me siento inferior a esos chicos imposiblemente hermosos que no me mirarían dos veces. Yet I follow a bunch of them on Instagram y mi feed de Tumblr es un solo de cuerpos y rostros perfectos. ¿Qué dice eso de mí? A veces me distraigo mirándole la cara a un amigo que es terriblemente bonito y pienso “¿qué se sentirá ser TAN atractivo?”. And there’s nothing sexual about it (though I wouldn’t kick him out of bed, duh), I’m just REALLY curious. Porque puedo no sentirme feo, ¡pero nunca tanto para creer que sé qué se siente ser así de guapo!

Al final, como con los dulces, me harto y le doy unfollow a muchos de los semi dioses de Instagram. So that says something. Pero luego aparece otro por ahí y le doy like y vuelve a empezar all over again. So that says something else. Y admito que sí me hacen pensar en mi propio cuerpo y en lo no-perfecto que es. No sé si quiero que lo sea tampoco. O sea, duh, sería bravazo, pero no voy a comer 18 pequeñas veces al día y vivir en el gimnasio y comprarme proteína y pagarle al personal porque who the fuck has the time?! I’d LOVE it, but who can actually do/afford that? Yo quiero comerme un cupcake de mi ex roommate y hacer 45 minutos de máquinas para pagar por mis pecados como cualquier mortal de cuerpo moderadamente decente. And my face is fine, thank you. I mean, it’s weird, pero tiene sus fans. Al final del día, es una cosa bien estúpida sobre la cual preocuparse. Y si tú no podías ver tu propia nariz to begin with, why bother listening to someone else’s negative view of it? Confidence is way sexier.

 

tumblr_mon9h5KDK51sp9fcho1_500

I still do like pretty boys, tho. FML.

 

Y si soy fea, ¡soy fea, pues, huevón!

Anuncios

Let’s talk some more

Estos días han sido increíblemente productivos in terms of love and equality, haven’t they? Incluso si en nuestro país todavía hay más orcos y cavernas, una luz brilla pequeña e intensa en el corazón de las tinieblas. No voy a hablar del matrimonio igualitario en Estados Unidos porque no es nuestra realidad, though it sure gives one hope. Tampoco hablaré de las marcas que apoyaron el día del orgullo porque para qué. Ya toooooooooooooodos los demás lo hicieron. Feliz día del publicista a todos ustedes, btw. You clearly know everything about everything y estamos súper agradecidos de que compartan su sabiduría con nosotros, indignos miembros reales de la profesión. Disfruté particularmente leer a la gente que decía que la marca X o Y se colgaba del mandato de la Corte Suprema norteamericana para apoyar el matrimonio gay. ‘Cause, yeah, that was all that was happening. No es como que al día siguiente era el día del orgullo y las marcas estaban saludando a esos consumidores or anything. Fuck it. I’m done with that subject.

Hay algo que quería comentar hace varios días con motivo de mi cada vez más inminente partida. A few weeks ago, tuve el placer de reencontrarme con amigas de mi chamba anterior para un té de tías donde, efectivamente, the tea was served and spilled en copiosa cantidad. Los temas fueron muy variados, touching on everything from marriage to equal marriage to wanting children to not wanting children to living abroad to returning home y todos los puntos intermedios. Hablamos mucho de nuestras familias y cómo nos habían marcado o no. El panel era lo suficientemente variado como para que la conversación fuera realmente interesante y divertida. Pero hubo un comentario que encontré especialmente estimulante y fue mi favorite quote de la noche, pese a que curiosamente fue hecho por alguien que ni siquiera estaba presente.

¿Qué sucedió? Resulta que por coincidencias de la vida, dos personas de este grupo de amigos que residen actualmente en el extranjero, estaban en Lima. Las últimas veces que han venido para acá, yo he estado por allá. So it was all very serendipitous and we were quite excited to be in the same place at the same time. Una de ellas estaba en el lonche/cena, la otra no (pero había una testigo para relatar su historia). La pregunta sería la misma para ambas: “¿volverías al Perú?”. La primera, que ya lleva sus buenos años de casada and might soon find herself in the family way, decía que era muy difícil criar un hijo “allá”, incluso con la suerte de tener los suegros que tiene. “Conozco gente que con uno la hizo, barely. Pero con dos, imposible”. Dijo que varias de sus amigas, casadas y establecidas allá, estaban regresando a Perú con sus familias. Oigan, yo haría lo mismo en su lugar. This is most def NOT a bad place to raise your kids when you’re a heterosexual person with a foreign degree! Tipo, el país más o menos te la chupa. Si eres hombre, muchísimo más. Y en el caso de mi amiga, con una familia muy unida aquí, I see no reason why she shouldn’t.

¿Qué había respondido días antes mi otra amiga, la ausente? Algo que me encantó y me tomo la libertad de parafrasear porque, evidentemente, no la escuché de primera mano (aunque sí la vi unos días después y me olvidé de mencionárselo). “Pucha, yo creo que ya no podría vivir aquí. Quiero mucho a mis viejos pero todavía están con esas huevadas de “cholo esto”, “maricón lo otro”, y me jode. He vivido demasiado tiempo en otro lado para poder volver a Lima y aceptar esas cojudeces”. It blew my fucking mind inside out. Quizá porque la persona que dijo esto es alguien que, vista desde lejos, podría beneficiarse de las cojudeces de Lima, de la gentita, de la huevadita. Una mujer guapa, blanca, heterosexual y de “buena familia” (ew decir eso, I know. But I’m trying to make a point). Not that she ever would. Claramente ella es demasiado inteligente y proba para ser una paria estúpida, un meme de Adriana Lima que publica fotos de osos polares flotando tristemente en un metro cuadrado de hielo, pero va por la ciudad en una camioneta más grande que su jato. No. She’s too fucking great a person for that.

No es mi intención tirarle shade a ninguna postura (porque no creo que una sea mejor que otra) ni decir que en este país no se puede vivir, pese a que todos saben perfectamente cómo me siento con respecto a #PERU. Solo quería compartir ese pequeño insight de alguien que ha vivido en países inclusivos y primer mundistas por muchos años y cómo, en el fondo, duele volver al Perú y ver que no has viajado en el espacio sino en el tiempo. Cómo pasan los años y todavía se ve “cholo esto”, “rosquete aquello” y demás. Estamos todos de acuerdo, sin embargo, en que el país avanza. Así sea solamente Lima y solamente una parte, es algo. Eso no existía. La gente se está moviendo, como debe ser. Vamos a tener “indio bruto” y “cabro de mierda” por un muy buen tiempo todavía, pero lo que no vamos a tener nunca más es silencio por respuesta. La voz es tenue en comparación al rugido de las bestias, pero está ahí. La gente que quiere un cambio ha avanzado demasiado para retroceder. Nadie nos va a callar, we can only get louder. And if you didn’t now you know (REFERENCE), así que no permitas que esas huevadas pasen desapercibidas. Las tenemos que erradicar sin asco. Va a tomar su tiempo, pero sé que va a suceder. Porque tiene que.

 

giphy (31)