Archivos Mensuales: septiembre 2014

Unadopted kid [borrador Octubre 2013]

A mi niño interior, para que deje de estar molesto.
(porque obviamente no tengo la menor intención de tener hijos).

 

 

 

Hey, kid.

I write this letter not having met you at all. Not knowing whether you’re a boy or a girl or any of your physical features. I write this letter because I found myself talking to you on my way back from the gym. See, your aunt, who I assumed you’ve met by now, is currently pregnant and she’s put babies in my head… for which we hate her (so, come to think of it, you may actually not have met her because we’re probably no longer in speaking terms. Trust me, she wasn’t that great. Lol). It’s not that I don’t like kids per se… I just don’t like other people’s kids. Most people’s kids. Ok, I hate kids. But, I mean, if you are in fact reading this letter I must surely have changed my mind because, well, you were clearly not an accident. I’m also writing this letter in English because that’s how it came out when I was walking home. I’m assuming that, if I have you, it means I no longer live in the country I grew up in and since I speak no other language, chances are I’ve moved somewhere in the States, Australia or the UK. I do hope you get to visit my country someday because it’s also yours. And it’s beautiful. Somewhat idiotic, but beautiful.

The reason behind this letter is quite simple: it’s a reminder. I’ve been wandering and wondering about many a thing, and I’ve come up with some interesting ideas about parenting and how I would like to raise you, if you do in fact one day find your way into my home. It all mostly stems from how I was raised myself, a.k.a. “How I will most definitely NOT raise you”. My parents made some pretty dumb mistakes, but as I grow older I realize I need to cut them some slack. Most mistakes can be attributed to the context in which they’re made and that shines a new light on things. Regardless of that, I honestly do believe they were never really truly aware of how big a mess they were making. I would imagine they didn’t think much of it back then. And I know they couldn’t have known the effect those fuck-ups would have on me. But I won’t get into that, ‘cause I’m okay with all of it. You need to see your parents as people and not as parents in order to understand, forgive and forget. I know they loved me every time they fucked up in my eyes. I couldn’t know that as a kid and you won’t know that ‘til you’re my age, so there’s a chance you might resent my wrong-doings during the years in between, but hopefully you’ll come to the same conclusion and give me a damn break. I can wait for you to come around. Hopefully I won’t have fucked up too badly and it won’t take you long.

See, the thing I’ve learned when looking at my relationship with my parents and other people’s relationships with theirs is that loving your kid is nowhere near enough. That is a given, the love is there, but you need to put in work for it to be fully understood and truly felt. Kids will remember their parents however the hell they want. I know I do. Things may have actually happened differently from how I remember them, but what I remember is how I felt and that colors my every view. My parents gave me everything they had and yet that is not what I remember, because they also took a lot of it away. Unbeknown to them, of course. And I could never find the words to tell them (or even explain it to myself) exactly how much they took from me. And if you know anything about me by now is that I’m not much of a talker. I am, however, very much a writer. This is how I process things. This is how I get my ideas across. Talking is exhausting. So much histrionics involved. I can’t be bothered. I’ve turned into my dad in that regard. It’s kind of embarrassing.

That actually brings me to my next point, and perhaps this is the key to it all. One needs to be okay for one’s kid to be okay. If you’re unhappy in your life, if you’re going through the motions, if you’re letting joy die over your everyday burden, you won’t have the energy to put in the aforementioned work and your love won’t translate and your kid won’t feel it. No matter what you say. Actions speak louder than words and the tiniest of gestures can convey so much more meaning. Kids are people who have spent their entire lives looking at their parents. They get their inflections, but lack the context to fully grasp the situation. And then you get someone like me. I won’t do that to you. I want to be a lot more upfront about things with you, I want you to understand things and think. I don’t want you to be so sheltered you become blind to harm. I want you to be able to tell it’s there and best kept at arm’s length. I also want you to make mistakes and learn, I want you to choose to do the right thing because you know from experience what that is. The thing is I don’t know if I’ll be able to. Because those mistakes usually bring forth pain. Physical, mental or both. And I, against my better judgement reflected above, will always try to spare you from it.

Trying to stand between your child and pain and those stupid mistakes they need to make is human nature. It’s beyond stupid, ‘cause you will make them anyway, but it’s our nature. So let me break it down for you: you will think I’ll be mad – and I’m not gonna lie, I probably will be, but know that you can still come crying to me. Even when I say “don’t come crying to me!”, you can come crying to me. My dad, who you probably never met, once reproached me I only came to him or my mom when I was in trouble (implying it was never for the good stuff). That’s a whole other letter I won’t get into, but my point here is: if you are anything like me (and you may not be because you probably didn’t come from my DNA… count yourself lucky on that regard!), you will be fiercely independent and that is just fine. And if you come to me with only your problems, that is fine, too. It means you’re out of sorts and need my help and I will help. I’ll try not to be an a-hole about it. If I am, just show me this letter and let me know I’m not keeping my end of the bargain.

I’d also like you to come to me with the good stuff; but if it doesn’t happen, it doesn’t happen. Do one thing for me, though. Be as smart as humanly possible about your stupid mistakes. Don’t make mistakes that will get you killed, ‘cause that will really piss me off. Also, don’t get others killed, that’s just fucked up. Oh, and don’t grow up to be a douche, I wanna be able to defend you and/or testify on your behalf in a court of law. That means no throwing your life away in any way. Dabble in whatever the hell you want, as long as it doesn’t harm others and/or yourself (too much), and I’ll be fine with it. Dabble, kid. Not full-on drown. Got it? Good. I’m probably gonna be a crappy parent because a) I never honestly wanted to be one, and b) as I said, I hate kids. More and more with each passing year. But I’m hoping I’ll be like those people who dislike every kid but their own. I’m also hoping you’ll have another dad who will be way better at it than me. Someone who likes kids, games and getting dirty. A big kid, in a way. That might balance things out.

One last thing, I can MAYBE warm up to the idea of having a dog. Your other dad, as described above, sounds like a dog person (which reflects poorly on my matchmaking skills). But we are having cats and you better love them or you’re out of the will.

 

anigif_enhanced-buzz-13754-1369080214-8anigif_enhanced-buzz-8737-1369080225-26anigif_enhanced-buzz-32403-1369080234-9

Anuncios

If not now, when?

No sé cómo llegué aquí, para serles sincero. Antes me sorprendía de “lo lejos que había llegado a mi corta edad”; pero ahora que la distancia recorrida no es tan grande ni la edad tan corta, me veo obligado a re-evaluar. Ayer por la tarde me senté con una amiga a compartir un piqueo marino y tomar unos tragos en Larcomar. Brunch en Mangos por mis flamantes treinta años. Súper de vieja pituca, right? Not quite. De hecho, pasamos la mayor parte del brunch lamentando la idea de aquel brunch. Era bonito, pero no lo necesitábamos. No así. No en Mangos. Pero estábamos en Lima, ¿qué más podíamos hacer? Esto es lo que #PERU nos ha enseñado. Esto es bueno. Esto es vida. Lesigh. It’s really not.

Nuestra mutua decepción por esta ciudad, que nos enseñó que si podemos tener brunch en Larcomar todo está bien, nos ha empujado a partir. “Voy a postular a la maestría en Nueva York”, le dije. “Me mudo a Buenos Aires en enero”, me respondió. Tomé con pinzas eso de que Buenos Aires es un mejor destino que Lima hoy. Me he quedado con la impresión de que la capital argentina se pone más peligrosa año tras año. Mi amiga me dijo “no más que Lima”. Probablemente es verdad. Rara vez tengo necesidad de salir del circuito Magdalena – San Isidro – Miraflores – Barranco, así que yo qué sé de Lima en realidad. Supongo que me podría decir lo mismo de Nueva York, que es indiscutiblemente asquerosa y hostil. En fin, el punto es que se va, así como yo me quiero ir, y ambos hemos elegido ciudades que representan todo lo que la Lima que conocemos, la de los brunches en Larcomar, no es.

Yo no me voy a Nueva York para estar más cómodo. Mi departamento en Lima es grande, está en una zona genial, no tiene nada que ver con los huecos en la pared que Manhattan me ofrece por el mismo precio, con una familia de ratas for a welcome wagon. Tampoco me voy a Nueva York porque el trabajo abunda. Aquí tengo una carrera hecha, estoy encaminado, tengo un nombre, una reputación (de Miranda Priestly, pero c’est la vie) y la confianza de la gente con la que trabajo. Nada que ver, una vez más, con la incertidumbre laboral que va estampada en mi pasaporte peruano con mi sello de salida local y mi sello de entrada gringo. Dudo que pueda lograr allá lo que construí acá. Argentina, para mi amiga, no es muy diferente. ¿Más cómodos que en Lima? Imposible. “Acá tú puedes ser el rey de cualquier huevada”, me dijo. For us, this is probably very, very true. Pero no lo vale. Prefiero tirar por la ventana todo lo que he hecho durante treinta años que envejecer aquí.

Mi amiga se va a Argentina porque “puedes trabajar de cualquier huevada y vivir“. No es que estemos aspirando a ser pobres mártires sufridos que rechazan el consumismo, viven en una caja y comen lo que siembran. Cero. Obviamente queremos ganar dinero para vivir y vivir como queremos. Lo que no queremos es vivir en una ciudad donde solo existe una opción correcta para lograrlo, donde no hay variedad, donde estás predestinado al “fracaso” porque el fracaso lo definen otros, desde sus prejuicios. Lamentablemente, Lima sigue siendo una ciudad para administradores de empresas tan conservadores, blancos y heterosexuales como les sea posible. Esa es la vida. Ese es el ideal. Sus cerebros realmente no pueden concebir nada diferente. Todo lo diferente es una pose, una fase, una mariconada o un pecado… y de eso no se vive. Yo quiero vivir de lo que aquí no se vive. Mi éxito será morirme feliz y yo definiré lo que eso significa.

En la boda de mi hermana, uno de mis tíos me dijo que me admiraba porque yo “siempre hice lo que quise”. Mi tío estaba ebrio, obvio, pero me hizo pensar. No me considero admirable porque, si bien hice lo que quise y “rechacé” la convención social, nunca abandoné mi comodidad. Realmente no sacrifiqué nada por lo que quise. I got to have my cake and eat it too. Pero entiendo por qué para alguien de su generación, desde fuera, decirle que no al sueño de la casa propia para viajar por el mundo, no tener un sol ahorrado y “tirar la plata” en un alquiler, sin esposa en el horizonte, eran cosas sorprendentes. Me sentí halagado y me la creí. Pero ahora no me engaño. En el fondo, siempre viví bajo las reglas de Lima. Ok, no quise ser otro abogado de mierda ni un administrador de empresas del montón (no offense, pero ustedes mismos saben que son demasiados), ¿pero y? Igual escogí una carrera, una chamba de oficina, en la que podía subir, adquirir “poder”, acumular más y más huevadas. A mi tío puede haberle parecido que viví fuera de las líneas, pero no fue así.

Como dije al comienzo, estoy dispuesto a tirar todo por la borda y me sorprende (y asusta). Pero antes de irme a los extremos, voy a jugarme la última carta de la “vida normal” que conozco. No tanto por cobardía, que sí lo es un poco, sino porque es lo que conozco. Es lo que sé que existe. Estoy postulando a una maestría, cero disruptivo de mi parte… pero al menos es una maestría que quiero hacer, no una que alimenta mi carrera. De hecho no tiene nada que ver con lo que he hecho hasta ahora y aún no sé qué haré con ella cuando la termine, pero no me importa. Si no me aceptan en la maestría, me iré igual. Porque no me conozco y necesito conocerme, descubrir lo que soy capaz de deshechar, expulsar lo que me sobra. Siento que siempre caminé por una avenida mirando hacia otra y ya llevé una as far as it can go. Si esto resulta ser una crisis prematura de la mediana edad, no importa. Sé que siempre podré regresar a Lima y jugar bajo sus reglas, porque no hay nada más fácil. Solo diré que “me tomé un año sabático” and I’ll fit right back in… y probablemente, como dijo mi amiga, podré ser el rey de cualquier huevada in no time.

Yo nunca viví una vida acomodada, pero no me faltó nada y siempre quise más. Mis papás pagaron por mis estudios desde el colegio privado hasta la universidad y yo, as the entitled little shit I am, siempre exigí que me dieran más. Más plata, más cosas, más ropa, más poder. Quería poder keep up con mis amigos que tenían más que yo. How fucking embarrassing and absurd. Lo peor de todo es que lo logré. He vivido tan cómodamente, tan “bien”… pero las cosas que me han hecho feliz han tenido poco o nada que ver con esto. Me encanta el dinero, tbh. Me encanta lo que he podido hacer con él. Pero en otros lugares I could still make a living lejos de un 9-to-5 y nadie pensaría que “soy menos” por ello. Estoy dispuesto a intentarlo si logra que mi vida se parezca más a lo que siento que llevo dentro. Siento que me dejé arrastrar hacia hermosas y calmadas lagunas porque nunca creí que podría darle la vuelta al mundo. Nunca pensé que tener las manos más ásperas, la cara cuarteada y los labios rotos sería mejor que la alternativa.

Este rant me salió mejor en Mangos, tbh. Nevertheless, it’s time.

 

tumblr_m2802wE0jW1qd2eefo1_500

Gaytiquette [Pt. 2]

Voy a empezar diciendo algo positivo. La gente es, por lo general, estúpida. How is this positive? ¡Bueno, porque quiere decir que no es inherentemente cruel! Esto significa que, through no fault of his/her own, more often than not alguien dirá algo estúpido e insensible por pura ignorancia, más que por maldad. Una vez que nos acercamos a una determinada situación o, incluso, la vivimos en carne propia, es muy probable que tal aproximación termine en una sensibilidad especial hacia el tema, we become enlightened. Las convenciones sociales dictan cuánto y qué debes entender de un tema y usualmente lo hacen desde un prejuicio o cliché.

Les doy un ejemplo menos controversial y que no está cargado de religiosidad. “Las mujeres no están completas hasta ser madres”. Para cualquier madre, y tengo muchas amigas que lo son, la vida sin sus hijos es tan insípida como inconcebible. Para el mayor porcentaje del resto de mis amigas, que no son madres aún, la vida sin la posibilidad de esos hijos también lo es. Sin embargo, hay un mínimo porcentaje de ese grupo que contempla la misma posibilidad como una amenaza a su plan de vida. Sencillamente, no quieren ser madres. And that’s okay. Parenthood is not for everyone. Pero la sociedad no sabe otra cosa que procrear y regodearse en la dicha de la prole, así que pinta a estas mujeres como fracasadas, egoístas o equivocadas, when they’re neither.

No necesito ser una mujer que no quiere tener hijos para respetar su decisión, pero sí necesito familiarizarme con su situación para realmente entenderla y que no se me escapen comentarios huevones nacidos del prejuicio que la sociedad me ha inyectado (sin mi permiso). Bueno, lo mismo pasa con los gays, excepto que no es una decisión (and don’t you worry, I’ll get into that). No necesitan ser gay para respetarnos, pero sí necesitan acercarse y entendernos para no jodernos. Cuando la gente conoce personas gay y se da cuenta que -oh, sorpresa- viven una vida extraordinariamente similar a la suya, los prejuicios se caen y dejan de preguntar cojudeces como “¿quién es el hombre y quién es la mujer?” o “¿Conoces a Fulano? También es gay”. Bitch, it ain’t a club!

Chances are you already know a gay person, pero esta persona no se ha sentido cómoda contigo, con la sociedad o consigo misma como para identificarse como tal and, FYI, that’s kind of your fault. Eres parte de la sociedad, ¿no? Bueno, entonces, es probable que te hayan imbuido de reparos y aprensión hacia los gays y no lo notes. Que si el VIH, que si queremos convertirlos, que si la biblia dice bla, bla, bla. En fin. Felizmente no todo el mundo es así. He conocido gente extremadamente libre de prejuicios y en sus manos está un mejor futuro. Para los que no estén seguros de qué lado de la reja están, consideren esta selección de comentarios cavernarios y dañinos como parte de su educación. Si alguna vez han hecho estas bromas o las consideran “normales”, you may actually be a fucking douchebag.

Todos estos comentarios son reales. Los tomé de la foto de un chico (to my knowledge) heterosexual que vacacionaba en el extranjero y se había puesto un atuendo… digamos… un poco avant garde para el peruano promedio. A ver si ustedes solitos pueden ubicar dónde reside la barbaridad. Pensaba soplarles, pero creo que aprenderán más haciendo. No he editado nada, solo he borrado el nombre/apodo del susodicho.

“jajajajajaja q tal tramboyo!!!”

laverne-cox-emmy-nominee

Bitches, don’t be hating on the trans. ¿Acaso dirías “qué tal judío” o “qué tal indígena”? No, ¿verdad? (y apuesto mi cabeza a que más de uno leyó “indígena” y se le desbordó el humus de Barranco… it’s not a bad word, get over it).
Particularmente no termino de entender a los trans, no comparto su deal, no me lo imagino. Pero eso no me hace perderles el respeto. Todo lo contrario, no puedo siquiera concebir lo traumático que debe ser tener que pasar por algo así con todo el planeta en tu contra. If anything, I respect them a fuckload more. They’re tough as nails.

Also, this.

“jajajaja **** guarda ahi”

lucille door

Traducción: “ten cuidado” expresado en el colorido léxico local. ¿Cuidado de qué? ¿De ser tu mismo? ¿De ser feliz? ¿De expresarte? No, debe ser “cuidado de que vengan los gays y te quieran sodomizar contra tu voluntad”. ‘Cause we do that.

*rolls eyes out of their sockets*

“Ala q cabro pues **** pero desd el cole lo sospechaba”

Ohkurtfunny1

So, ¿has sido un bully desde el colegio y en todo este tiempo no has aprendido un coño? That’s nice.
Bueno, ya sabes lo que dicen de los bullies

“Sauuuuuuu, me estas bromeando”

tumblr_inline_mlrl87GSbk1qz4rgp

Esto solo me irrita porque el comentario lo hizo una mujer. Tipo, ¿en serio? Are you that stupid?
Entiendes que en el fondo la crítica hacia el hombre es que “parece mujer”, ¿verdad?

“**** ese pantalón coquelicot te ha hecho daño!!!!! :O!!!!”

images-article-2013-09-09-tumblr_lpn9dmGZpz1qfh1f2o1_500

Creo que esta idiotez se explica a sí misma.
Moving on.

A esto me refería cuando dije: “Tengo miedo de que se vaya”.

JURASSItumblr_lkmshxUA5M1qfknupo1_500

No entiendo. Hay grupos terroristas decapitando gente en televisión y gente enferma buscando el video en YouTube, ¿y a esto le tienes miedo? ¿A que tu amigo sea gay? Gurl, please, stop embarrassing yourself.

“ahhhh menos mal, pensé que te habías pasado para el lado oscuro… y desde allí ya nadie regresa”

darthtumblr_m9qxtbdyVl1qilfxeo1_500

¿Qué te hace pensar que tu lado es el brillante? ¡Nuestra bandera es un pinche arcoiris, por el amor de Godney! If it’s good enough for Darth Vader, who are you to judge?
Also, you’re fat.

“Cabrazazaazazaso…, ya cambia tus viejos se van a matar”

fark_uAQPapniyVYm9WHJvZnbtvAwBeA

Esta es probablemente la peor. 1. Arranca con un insulto del fondo de su podrido corazón. Tan sentido que ni lo puede escribir bien (um, la terminación es -azo, animalazo). 2. Cree que esta persona puede/debe cambiar. Like, I literally cannot at this. 3. Decirle a alguien que es una vergüenza tan grande para sus padres que van a preferir hacer el ice bucket challenge al revés es de las cosas más asquerosas que se me pueden ocurrir. Porque mucha gente actually lo cree y esta es la gente que termina sucidándose a los 13 años. Do you think they’re better off, concha tu madre?

Also, padres, no esperen a que lo del gif les pase a ustedes para darse cuenta de que sus hijos son las mismas personas que siempre fueron. Ni mejores ni peores por ser gay o straight, they’re just… people. Like you.

Phew! ¡Tenía guardada esa entrada desde el ’95 creo! No sé por qué me demoré tanto en terminarla.
Ah, claro, estaba ocupado viviendo mi vida en la mejor ciudad del mundo. Un lugar increíble donde no he tenido que soportar este tipo de cojudeces ni de lejos. Donde he podido ir de la mano con mi chico y la gente, lejos de querer lanzarnos a las vías del tren, nos dice que nos vemos lindos juntos. UGH, #PERU, QUÉ POCO TE EXTRAÑO.

PS: me imagino que han notado que no edité los errores ortográficos en los comentarios. La decisión aún me carcome por dentro, pero creo que ilustra de manera divertida que la ignorancia es transversal así que tendré que vivir con eso. Pero, por los clavos en las rodillas de Britney, do yourselves a favor and…

nenetumblr_nbr12wPKEe1rfduvxo1_400