Pep talk to myself

Esto es realmente para mí (and all extraordinary machines).
Pero si quieren, pueden leerlo.





Todo parecía indicar que 2013 terminaría en desastre. Los últimos meses del año palidecieron en comparación al primer semestre, que fue francamente espectacular. Tenía claro que poco o nada superaría un reencuentro con viejos amigos al otro lado del charco, pero no pensé que a mi regreso las cosas se irían deteriorando tan terriblemente tan rápido. Europa me hizo demasiado feliz. Estar físicamente presente cuando mi mejor amiga, Jo, recibió su primer baby ultrasound; juerguear con Ani y Bebé en Barcelona; babear por la hermosura de París con citizen-of-the-world, Stijn; vivir cinco días de música con amigos en Crans-Montana; reírme con Tori (Amos, sí) en los alpes suizos. Tipo, ¿qué? La vida no podía ser tan fantástica. It surely couldn’t last.

Los siguientes meses fueron extraños. Había una especie de afterglow que me protegía de la monotonía de las cosas. Sin embargo rápidamente me fui decepcionando de mi rutina. Las cosas estaban “bien”. En el trabajo, con los amigos, incluso con la familia. Just fine. Pero eso me inquitaba más. No estaba cómodo con el curso de las cosas, el piloto automático. Reconectarme con un old flame y planear otro viaje fue mi manera de “dinamizar” mi vida, pero no funcionó. No abordé (y en cierta forma aún no lo hago) ninguno de los “grandes problemas”, solo escapé. Busqué soluciones fuera de mí mismo, which is always an embarrassing mistake. Osheaga fue mi wake-up call. Me recordó que debía hacer las cosas por mí y no por alguien más. Nadie me iba a hacer más feliz que yo mismo. My old flame certainly lived by this and, for him, I didn’t live up to the hype. I was let go. Luego de eso, el año se fue un poco a la mierda.

Una serie de errores plagaron los últimos meses de mi 2013. Hice cosas de las que no me arrepiento, pero que quizá hubiera sido mejor evitar. Una suerte de segunda adolescencia, que se sintió tan absurda como suena. A seemingly never-ending dancing drunken haze. En algún momento cumplí 29 y básicamente lo ignoré. Estaba contento nuevamente, but then again, I was drunk most of the time. Cuando no tenía un trago en la mano, no era tan feliz. On a particularly low night, escribí un post sobre mi insatisfacción (mayormente laboral), que de hecho acabo de releer, pero nunca vio la luz. Por un segundo consideré publicarlo hoy, pero ya lo pasado, pasado. El destino intervino sabiamente e impidió que lo publique, so I shall leave it well alone. Además, no mucho después de esa terrible noche las cosas mejoraron. Nació mi sobrino, renovando automáticamente mi relación con mi hermana. Llegó la época de fiestas, donde todos nos queremos más y trabajamos bastante menos. Pude ver más a mis amigos. De hecho, me divertí mucho el día previo a la nochebuena con una incursión random a Miraflores y al underbelly de Lince. I’m not even kidding. Año nuevo fue relajadísimo, una celebración brutal el 30, una más sosegada el 31 (porque estaba resaqueadísimo del 30) y un delicioso día de tragos y parrilla el 1 de enero. De pronto el 2013 me dejaba un buen sabor de boca, a chilcano de maracuyá.

Aún me siento un poco on beach mode. Los días de playa tienen un poder particular. El mar renueva, no lo sé. Incluso sentado en la oficina, I feel as if I’m not here. Avanzo mis pendientes a paso ligero, sin mucha presión. El ojo de la tormenta, supongo. It’s kinda nice. Sé que la próxima semana el huracán me azotará de nuevo y no tendré tiempo ni para pensar, but for the time being, I’m enjoying it. Sé que el 3 de enero de 2014 no dista mucho (nada, in fact) de un día X de diciembre de 2013 y nada ha cambiado realmente; pero estos primeros días siempre se sienten distinto. Como si hubieran muchas más posibilidades de las que habían hace seis días, como se siente la mañana después de la peor noche. I can do this. I can turn shit around.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: