Let’s talk some more

Estos días han sido increíblemente productivos in terms of love and equality, haven’t they? Incluso si en nuestro país todavía hay más orcos y cavernas, una luz brilla pequeña e intensa en el corazón de las tinieblas. No voy a hablar del matrimonio igualitario en Estados Unidos porque no es nuestra realidad, though it sure gives one hope. Tampoco hablaré de las marcas que apoyaron el día del orgullo porque para qué. Ya toooooooooooooodos los demás lo hicieron. Feliz día del publicista a todos ustedes, btw. You clearly know everything about everything y estamos súper agradecidos de que compartan su sabiduría con nosotros, indignos miembros reales de la profesión. Disfruté particularmente leer a la gente que decía que la marca X o Y se colgaba del mandato de la Corte Suprema norteamericana para apoyar el matrimonio gay. ‘Cause, yeah, that was all that was happening. No es como que al día siguiente era el día del orgullo y las marcas estaban saludando a esos consumidores or anything. Fuck it. I’m done with that subject.

Hay algo que quería comentar hace varios días con motivo de mi cada vez más inminente partida. A few weeks ago, tuve el placer de reencontrarme con amigas de mi chamba anterior para un té de tías donde, efectivamente, the tea was served and spilled en copiosa cantidad. Los temas fueron muy variados, touching on everything from marriage to equal marriage to wanting children to not wanting children to living abroad to returning home y todos los puntos intermedios. Hablamos mucho de nuestras familias y cómo nos habían marcado o no. El panel era lo suficientemente variado como para que la conversación fuera realmente interesante y divertida. Pero hubo un comentario que encontré especialmente estimulante y fue mi favorite quote de la noche, pese a que curiosamente fue hecho por alguien que ni siquiera estaba presente.

¿Qué sucedió? Resulta que por coincidencias de la vida, dos personas de este grupo de amigos que residen actualmente en el extranjero, estaban en Lima. Las últimas veces que han venido para acá, yo he estado por allá. So it was all very serendipitous and we were quite excited to be in the same place at the same time. Una de ellas estaba en el lonche/cena, la otra no (pero había una testigo para relatar su historia). La pregunta sería la misma para ambas: “¿volverías al Perú?”. La primera, que ya lleva sus buenos años de casada and might soon find herself in the family way, decía que era muy difícil criar un hijo “allá”, incluso con la suerte de tener los suegros que tiene. “Conozco gente que con uno la hizo, barely. Pero con dos, imposible”. Dijo que varias de sus amigas, casadas y establecidas allá, estaban regresando a Perú con sus familias. Oigan, yo haría lo mismo en su lugar. This is most def NOT a bad place to raise your kids when you’re a heterosexual person with a foreign degree! Tipo, el país más o menos te la chupa. Si eres hombre, muchísimo más. Y en el caso de mi amiga, con una familia muy unida aquí, I see no reason why she shouldn’t.

¿Qué había respondido días antes mi otra amiga, la ausente? Algo que me encantó y me tomo la libertad de parafrasear porque, evidentemente, no la escuché de primera mano (aunque sí la vi unos días después y me olvidé de mencionárselo). “Pucha, yo creo que ya no podría vivir aquí. Quiero mucho a mis viejos pero todavía están con esas huevadas de “cholo esto”, “maricón lo otro”, y me jode. He vivido demasiado tiempo en otro lado para poder volver a Lima y aceptar esas cojudeces”. It blew my fucking mind inside out. Quizá porque la persona que dijo esto es alguien que, vista desde lejos, podría beneficiarse de las cojudeces de Lima, de la gentita, de la huevadita. Una mujer guapa, blanca, heterosexual y de “buena familia” (ew decir eso, I know. But I’m trying to make a point). Not that she ever would. Claramente ella es demasiado inteligente y proba para ser una paria estúpida, un meme de Adriana Lima que publica fotos de osos polares flotando tristemente en un metro cuadrado de hielo, pero va por la ciudad en una camioneta más grande que su jato. No. She’s too fucking great a person for that.

No es mi intención tirarle shade a ninguna postura (porque no creo que una sea mejor que otra) ni decir que en este país no se puede vivir, pese a que todos saben perfectamente cómo me siento con respecto a #PERU. Solo quería compartir ese pequeño insight de alguien que ha vivido en países inclusivos y primer mundistas por muchos años y cómo, en el fondo, duele volver al Perú y ver que no has viajado en el espacio sino en el tiempo. Cómo pasan los años y todavía se ve “cholo esto”, “rosquete aquello” y demás. Estamos todos de acuerdo, sin embargo, en que el país avanza. Así sea solamente Lima y solamente una parte, es algo. Eso no existía. La gente se está moviendo, como debe ser. Vamos a tener “indio bruto” y “cabro de mierda” por un muy buen tiempo todavía, pero lo que no vamos a tener nunca más es silencio por respuesta. La voz es tenue en comparación al rugido de las bestias, pero está ahí. La gente que quiere un cambio ha avanzado demasiado para retroceder. Nadie nos va a callar, we can only get louder. And if you didn’t now you know (REFERENCE), así que no permitas que esas huevadas pasen desapercibidas. Las tenemos que erradicar sin asco. Va a tomar su tiempo, pero sé que va a suceder. Porque tiene que.

 

giphy (31)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: