Home [a love letter]

Como algunos sabrán, he pasado las últimas dos semanas en mi ciudad predilecta en el mundo. As I write this, I’m listening to Sheryl Crow’s Home. ‘Cause this is home. More so than any other place. Más que la cuna en la que nací. No puedo explicar the pull que me atrae a este lugar. Es primitivo y sobrenatural. Si alguna vez se han sentido intuitivamente parte de algo, sabrán de qué estoy hablando. De lo contrario, I’m so very sorry for you. No hay nada más hermoso que sentir que perteneces a algo más grande que tú, algo fuera de tu control, algo que te eligió a ti y no al revés. Imagino que es un poco como lo que la gente identifica como Dios y religión. Algo más allá de su comprensión que los ama de una forma que no pueden entender. Yo no creo que Nueva York me ame, pero sé que le agrado. ¿Cómo lo sé? Have you even been here? No hay ciudad más narcisista que Nueva York. Los edificios están enamorados de su reflejo. La ciudad se contempla a sí misma en los vidrios, lagos y charcos de hielo. Absolutamente embelesada y con justa razón. And like any other narcissist, Nueva York no puede resistir un cumplido de quienes están tan absortos en su belleza (tanto o más que ella). And that’d be me.

I woke up this morning
Now I understand
What it means to give your life
To just one man.

And New York is my man. Cada vez que estoy aquí lo siento en mis huesos. “Like the blood knows the way from your heart to your brain”. That is how I find my way through my lover’s streets. Con los ojos cerrados, dejándome llevar un poco y robándole control otro poco. Dejo que la ciudad haga de mí lo que quiera y tomo de ella lo que yo quiero. It’s indeed a two way street, de las que no se ven mucho aquí. Creo que es una de las relaciones más estables que he tenido y en diez años la llama de nuestro amor no se ha apagado. If anything it shines brighter now than it ever did. Porque antes no estaba seguro pero ahora lo estoy. Sé que somos el uno para el otro. Pensé que era la típica impresión sudaca, temí por mi alienación, creí que no era real más allá del razzle dazzle de una gran metropolis; pero ahora que nos conocemos íntimamente, ahora que le conozco más recovecos oscuros de los que ninguno de los dos admitirá, ahora que no participo de la parafernalia turística (in fact I shy away from it), ambos estamos muy contentos con cuán cómodos estamos el uno con el otro. If that’s not love, what is it.

Cuando conversaba con Elisa sobre lo que significaba uproot your entire life para vivir en otro país, ella me decía – no sin razón – que lo más difícil era hacer verdaderos amigos. Le creo. Es más, sé que es así. Pero con Nueva York tengo la suerte de tener grandes amigos ya viviendo aquí. No sé por cuánto tiempo se quedarán ni si coincidiremos por mucho tiempo cuando finalmente pueda establecerme aquí, pero for the time being, I’m beyond grateful de contar con ellos. En el transcurso de dos semanas (una más de lo planeado por la supuesta “tormenta del siglo” que terminó siendo cualquier cosa) I’ve crashed SO many people’s couches it’s unreal. Hunter, Mario, Bradley, Mariana. How I thank you from the bottom of my heart. No por darme un techo, sino por hacerme sentir en casa. A algunos los conozco al derecho y al revés, pero a otros los conozco tan poco que su generosidad me sorprende. Whoever said New York was hostile… was right. But the bitch has her moments, like any of us. Espero que todos ustedes (y las otras personas fantásticas que he conocido en este lugar) sigan aquí cuando me toque quedarme.

Son las 5 de la mañana y estoy empacando. Preparándome para volver al verano limeño y a la realidad de una vida que cada vez se siente más como mi pasado. In all fairness, I’m pretty excited to go back. Lo he dicho muchas veces and I’ve always meant it, Lima en verano es hermosa. Hace que el resto del año valga la pena. No obstante, creo que mi relación con Lima se beneficiará de la misma distancia que la relación con mis padres obtuvo cuando me mudé de su casa. Mientras más lejos, más los quiero. Lima muy seguramente correrá la misma suerte. And that’s not such a bad thing. A veces no nos damos cuenta cuán dañina puede ser una relación donde hay mucho amor, pero también muchas trabas para la autorealización. I love Lima, we’re two peas in a pod… but we stand no chance of growing up in it. No hay sitio para los dos. Su evolución, quiero creer, es lenta pero segura. La mía es todo lo contrario, una bala perdida. No sé hacia dónde estoy yendo con tanta velocidad, pero sé que estoy yendo a algún lugar y Lima jamás me dejará ir. Ella puede tener todo el tiempo del mundo, pero yo no. Yo envejeceré y moriré en un parpadear. Mis planes no son a largo plazo, mi vida es ahora. No tengo ahorros, no estoy casado, no tengo hijos, pero qué vida me he dado. Will I regret it? I do not know. I do not care. Why would I? As long as I can afford airfare to bring me home, I’m golden.

No soy diferente aquí que allá. No soy “más feliz” (como Claudia bien ha visto). I’m the same. That’s why I love New York. No estoy de vacaciones con una sonrisa de oreja a oreja. Soy yo, como siempre, con mis pros y mis contras y mi overthinking everything y la ciudad me toma como tal y me ignora como a cualquiera. I get to be me, sin que me miren ni me juzguen ni me digan ni comenten a mis espaldas. The city doesn’t give a shit, it leaves me be. Mientras cierro mis maletas y contemplo la larga travesía en el frío que me espera (JFK no está NADA cerca), se me arruga un poco el corazón. Ciento veinte días para mi regreso. Ni siquiera me he ido and I already cannot wait.

Por favor, que esta sea la última vez que tengo que dejarte.
Heaven knows what I had to give up the last time.
I don’t ever wanna go through that again. Not with a boy. Not with New York.

Y aunque sé que, como todo, esta relación correrá su curso y se disipará, por ahora, I’m still crazy in love, drunk in love, and every other Beyoncé hit.
Nada es para siempre. Ni siquiera Nueva York y yo. Pero por ahora, antes de irme, me dejaré llevar por mi romance y tomaré desayuno en Tiffany’s… porque aunque no nos pertenezcamos this is still the place of my dreams. Tomorrow will be whatever it’s going to be.

giphy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: