Algo recontra gay

Hace un par de días celebramos Pride en Nueva York. Tuvo todo el potencial de ser épico, pero un bache al final del camino lo arruinó todo para mí. No suelo ser alguien que juzgue la cena por el postre o un libro o película por el final; pero cuando se trata del día a día, si algo malo sucede al final, todo fue indiscutiblemente una mierda. En este caso, a pesar de haber pasado una tarde muy divertida con amigos, viendo el parade y luego bebiendo y comiendo en varios lugares de Manhattan hasta perder el conocimiento, no pude evitar sentir que todo se pudrió cuando mi pequeño desfile personal se detuvo abruptamente a metros de la última parada. It was the pièce de résistance, una fiesta que terminaba con un performance de Fergie y fuegos artificiales. No entraré en detalles, el punto es que no ocurrió para mí. I’d been blue-balled by Pride and left Fergieless and annoyed af.

Ahora, 48 horas más tarde, puedo sacar la cabeza del hoyo y recordar que, de hecho, fue un gran día. Nunca había visto algo así. Gente realmente celebrando Pride, sin dudas, sin escudos, incluso sin miedo. If anything, lo que pasó en Orlando solo sirvió para que la gente se divierta más, grite más fuerte y baile más duro. Porque seguimos aquí, seguimos vivos, sin importar cuántas veces nos golpeen y a cuántos de nosotros eliminen, we remain y nuestros muertos bailarán con nosotros para siempre. Ahora me da algo de vergüenza haber hecho una pataleta al respecto, I lost sight of what was important. Ver millones – plural – de personas con banderas de arcoíris, eso es lo importante. Ver genuina alegría en las caras de hombres y mujeres que se sienten reconocidos y valorados y no “menos que”, eso es lo importante. Ver parejas heterosexuales empujando a sus bebés en cochecitos decorados con pines y banderines multicolor, eso es lo importante.

Hay algo más que me tocó una fibra muy particular desde mi lugar como publicista: ver infinidad de empresas patrocinando carros alegóricos en el desfile, legitimando el valor de la comunidad LGBT en la sociedad y la economía. Aquí es una práctica estándar, business as usual, como saludar a las madres en Mayo o los irlandeses en Marzo. ¿Cuándo llegará el día en que las marcas se hagan realmente presentes en el “desfile” de mi país? ¿No saben que su participación realmente significa algo? No quiero sonar malagradecido, especialmente porque yo he sido uno de los principales colaboradores de estas iniciativas, pero ME REVIENTA que sigamos aplaudiendo el post temeroso que sueltan cuatro marcas una vez al año. Nadie puede aseverar con mayor conocimiento de causa que yo que son, efectivamente, publicaciones temerosas. “Mejor solo hay que ponerlo en Twitter”. “Necesitamos un manual de crisis con todos los posibles escenarios antes de lanzar esto”. “Nos están trolleando, ¿qué tal si lo dejamos por hoy y mañana lo borramos? Total, ya lo hicimos”. Entiendo el miedo, de verdad, y sé que por algún lado se empieza y lo aprecio, pero ahora… me parece tan, tan insuficiente.

A veces creo que las empresas se olvidan de que sus acciones también pesan, que no son solo los organismos del Estado los responsables de educar a la sociedad. Lo quieran/sepan o no, son parte formativa de su propia cultura y su participación decisiva podría legitimar de un cantazo lo que el Estado dilata y la Iglesia boicotea. It’s more than a fucking trend. It’s (or should be) bigger than a “nice gesture”. Es lo que les corresponde. Es su responsabilidad. Así, quizá, no tendría que ver comentarios idiotas como “No pondré me gusta porque sería muy gay” o “me estás jodiendo …que le pasa!?” en la foto de un amigo heterosexual que modeló para una marca. Como si a) modelar lo hiciera gay; y b) ser gay fuera la peor maldición. En una sociedad menos machista, homofóbica and all around stupid, mi amigo podría modelar su linda cara tranquilamente. PS: Mi comentario a esa foto fue el siguiente: “Si poner me gusta es gay, te pondré ❤️ porque es recontra gay” (… and I did).

Cuando comparo todo lo visto en Nueva York con Pride en Lima, no sé cómo sentirme. Por un lado, me da pena porque ese no es un desfile en lo absoluto, sino una marcha. La gente no se reúne a festejar sino a pelear por igualdad, a demandar visibilidad, a exigir el mínimo respeto. Sí, nos divertimos, nos reímos con consignas como “chucha con chucha, esa es mi lucha” y la pasamos bien a pesar de todo; pero todos tenemos muy clara la misión del día: empujar y resistir, empujar y resistir, empujar y resistir hasta que nos vean como seres humanos y ciudadanos iguales, puta madre. Por otro lado, me conmueve mucho más y me hace sentir el mayor respeto y orgullo por mis amigos. Mis inteligentesvalientes, sensatosgenerosos amigos. Los quiero y los extraño siempre, pero hoy muchísimo más. Espero que los que vayan esta noche a Matadero lo pasen increíble. Godney knows you all deserve a break from fighting the good fight and just dance it the fuck out. Pronto vamos a disfrutar de la misma libertad que yo siento aquí, juntos y por allá. Lo sé. Porque somos más fuertes que la mierda y lo vamos a lograr.

¿VAMOS A DEJAR DE LUCHAR POR LA IGUALDAD? ¿ALGUIEN PODRÁ DETENERNOS? 🌈

giphy-16

(I’m) The end of the family line

“With no complications, fifteen generations of mine.
All honoring Nature until I arrive… with incredible style“.

(I’m) The end of the family line, Morrissey.

 

 

 

Parece que mi abuelo está muriendo. Si hago un esfuerzo, puedo imaginarlo en una cama de hospital, despidiéndose de todos. De hecho, no necesito crear la imagen, solo recrearla, recordar. Después de todo, hemos estado aquí antes. “Tu abuelo está mal”, me dijo mi mamá el año pasado con ese tono reservado para las cosas que no se quieren decir completas. You know it. Las palabras son más pesadas y la última sílaba se arrastra y estira todo lo que da. No pasó nada. Ya me lo había dicho algunas veces antes y en tales ocasiones tampoco sucedió. Por eso me requiere esfuerzo imaginarlo ahora, siempre se las ha arreglado para volver del hospital. Sin embargo esta vez fue mi hermana quien me lo contó y tiendo a creer más en la seriedad de las cosas cuando ella me las dice, no sé por qué. Le pregunté si se despidió de ella y me dijo que no. “¿Qué te dijo”. “Felicidades”. Ja. Ustedes no pueden entender por qué eso es gracioso, pero lo es.

Quedamos en que haría una video llamada con él cuando ella lo visitara, pero lo encontró en condiciones poco ideales para conversar. Mejor, el viejo es medio sordo y no me habría escuchado. De hecho nunca me escuchaba bien, incluso cuando alzaba la voz. Sin importar cuanto gritara, mi voz se movía en una frecuencia que él no registraba. Y yo odiaba tener que gritar. Subir la voz para que me escuchen es una de las cosas que más me incomodan en el mundo, I feel extremely awkward. Se me ocurrió que quizá una mejor solución sería enviarle un video, pero aún no lo he hecho. En parte porque no sé muy bien qué decir. Conozco sus anécdotas de memoria, ¿pero a él? Hardly. No sé qué opina sobre muchas cosas y de las que sí sé (o creo saber) mejor ni hablar. Nunca le he preguntado nada ni le he pedido consejo. Mi hermana sugirió que le cuente que estaba de profesor en NYU, lo cual no es mala idea. Está alineado con lo que a mi abuelo le gusta de mí.

Don’t quote me on this, pero creo que las cosas que más le gustan de mí son las que menos me representan (o incluso las que no soy en lo absoluto). El nieto educado, responsable, bien vestido y bien portado. Podría estar sumamente equivocado. Después de todo, nunca le he preguntado “oye, abuelo, qué piensas de mí”. Solo me guío por toda la lata que le dio a mi primo favorito por ser (or appear to be) más revoltoso que yo, por dejar la facultad de Medicina para ser chef, por tener el pelo largo, por responderle con sarcasmo. En mi cabeza, lo que le gustaba a mi abuelo de mí era no tener que preocuparse de que me mande alguna cagada, de que me saliera de la línea. O quizá, y esto es puramente especulativo, lo que realmente le gustaba era su apellido. Yo soy el único hijo varón de su único hijo varón. Soy el último de esta rama particular del árbol Cueto. El último. Él no lo sabe, but I’m the end. I am it.

No voy a señalar la obvia y divertida ironía de que precisamente yo sea el único gay, porque técnicamente eso no me impide ser padre si así lo deseo. El punto es que no lo deseo. En lo absoluto. Quizá podría cambiar de opinión algún día, pero ya tengo 31 y sinceramente no me imagino con niños. No siento eso que se supone que uno debe sentir cuando ve a un niño, que me ha sido explicado como un fenómeno similar al que yo experimento con los gatos. ¡Pero no es lo mismo! Los niños no me inspiran ternura, no tengo una necesidad instintiva de protegerlos. Cuando no hablan, me aburren y cuando hablan, me dan vergüenza ajena. They just can’t win with me. Existen hasta la fecha solo dos fotos mías cargando niños (one of them related to me BY BLOOD) y en ambas salgo sosteniéndolos como si fueran una bomba. ‘Cause you know what? THEY ARE. Destruyen tu vida como la conoces y la reemplazan por otra muy diferente donde ellos son los dueños del show. Según entiendo, esta nueva vida también tiene sus alegrías y satisfacciones… ya, bravazo, but this is MY show, baby! Take a seat.

All jokes aside, soy cero paternal y no me avergüenza. No tengo por qué serlo. Some people just don’t have it in them. Por último tengo un sobrino, es uno de los niños-bomba de las fotos previamente mencionadas. Si algún día se congela el infierno y me dan ganas de jugar con un niño, lo tengo a él. Y como no tengo que mantenerlo ni verlo seguido, I can spoil the shit out of him. Puedo aparecer con regalos extravagantes que nadie le compra y desaparecer, dejando una estela de resentimiento hacia sus padres detrás de mí, jajaja. That’s as close to parenthood as I want to get. Nadie me lo criticará, supongo, porque soy hombre. Esta sociedad idiota trata a las mujeres que no quieren tener hijos como defectuosas. A los hombres no nos dicen nada. ¡A los gays, menos! Sus prejuicios los llevan a asumir que no podemos (o peor, que no deberíamos). Pero no. Propios o adoptados, todos podemos… some of us would just really, really, really, prefer a cat.

Estoy pensando en dónde hacer el video para mi abuelo. Por cuestiones de calidad de audio, lo lógico es que lo haga indoors; pero me gustaría grabarlo en exteriores para que el viejo vea la ciudad. En realidad me gustaría ir a algún lugar donde él haya estado, un hotel o algo, pero tendría que preguntar y parece que no está en condiciones de responder. Lo pensaré unos días más. Igual no podría ser hoy porque es Pride y dudo que mi abuelo quiera verme desfilando con drag queens y leather daddies por Fifth Avenue… or would he? No, no.

tumblr_mxw86l24VS1qahsrco2_500

 

 

Thoughts and prayers

No me interesan tus plegarias.
Tampoco creo en los que “están con las víctimas y sus familiares”. No lo están.
Están en su casa, están vivos, ¡están en Facebook!
Su #prayforOrlando en Twitter me importa una raja.
Su listón negro en Instagram no vale nada.
Tú lo sabes, ¿no?
Por supuesto que lo sabes.
¿Cómo podrías no darte cuenta, si has visto una publicación insípida tras otra perderse en la ola del trending topic del día?
Hay quienes piensan que las expresiones de apoyo vía redes sociales tienen su lugar, que cumplen una función.
Que “visibilizar” tiene su valor y callarse (o acallar) es de hipsters indolentes.
No voy a decirles que están equivocados, pero les diré esto:
No soy indolente, soy pragmático.
Y más que pragmático, soy humano.
Y como humano, estoy cansado.
Cansado, harto, asqueado.
Y a una persona cansada, harta y asqueada, aquello que no le sirve no le interesa.
Porque está cansada, harta y asqueada y no puedes hacerle perder el tiempo ofreciéndole mierda sin ningún valor.
Tus plegarias y buenos deseos no me sirven ni me protegen.
Estamos 2016, ofréceme una solución.
No le pidas al cielo vacío que resuelva mágicamente los asuntos de la Tierra, abre la boca y exígelo.
No de tus mitos, sino de tus gobernantes.
Demanda igualdad, protección, respeto, legalidad.
Para ti, para mí, para todos, porque es lo que corresponde.
Y por favor, tengamos todos el buen tino de reconocer que esta gente ha muerto a manos del extremismo religioso.
No hay religión que no discrimine activamente a los homosexuales. Las que se las dan de modernas, nos toleran hasta cierto punto; las que se aferran a la caverna, nos marginan violentamente hasta que se nos acaba el margen.
Así que no sean tan conchadesusmadres de “incluirnos en sus oraciones”.
Hagan algo más provechoso y dejen de fabricar el terror imbécil que engendra este tipo de odio.

13418547_10153617319689109_7543582690208883021_o

 

No reces, HAZ.

O, si quieres, reza hasta que se te acalambre el cerebro, todo bien, pero ADEMÁS, HAZ.
Porque hoy en día es tan preocupante el más acá como el más allá.

 

giphy-12

Bitch I’m Madonna [pt. 1]

La semana pasada fue la gala del Met. No soy much of a fashion queen, así que no me interesa discutir el tema ni los atuendos (aunque #teamZAYN); tampoco lo pesadas que son las Olsen ni si una Kardashian (o Jenner o lo que sea) se cortó las piernas con el vestido ni si los ojos azules de Kanye West son una afronta a su raza ni si Sarah Jessica Parker entendió el theme de la noche o no. Ninguno de los temas idiotas que fueron noticia toda la semana en blogs y listicle sites. No, hay otra cosa que me pareció más interesante y pasó relativamente desapercibida. No, mejor dicho, it burned fast and bright for a hot second y luego el mundo la olvidó: Madonna.

What ha-happened was Madonna did as Madonna usually does: salió prácticamente calata, con un vestido catalogado “terrible para su edad” (aunque, en honor a la verdad, ese outfit es terrible a cualquier edad. Pero seguramente si se lo hubiera puesto la tarada de Jennifer Lawrence, la gente le hubiera lamido el pezón). And then the internet did as the internet usually does: la gente le dijo “vieja culiada, tápate, nadie quiere ver eso, ya no estás para estos trotes”. Madge, que no es ninguna estúpida, sabía perfectamente que esto iba a pasar… porque desde hace 10 años le pasa a cada rato. So she did what any young, hip kid these days would do: took to Instagram (#yas #onfleek #lit #bitchimMadonna #tbt #likeforlikes). 

Básicamente, nuestra Señora del pop argumentó que si tienes un problema con su vestido, el problema es tuyo. Esto es verdad. Si crees que es una ridícula por ponerse ese vestido, tienes un prejuicio contra lo que una mujer puede hacer a esa edad. “Nunca me he limitado y no pienso empezar ahora. No tengo miedo de pavimentar el camino de las que vienen detrás mío”, agregó. Now THAT I don’t buy. Amiga, te quiero, pero no te hagas la mártir que no lo estás haciendo por nadie más. This is all you, no seas graciosa. ¿Y saben qué? Eso no está mal. No debería tener que escudarse en ese argumento de “hola, soy la abanderada de la vejez para futuras generaciones”, como buscando disimular esa (rubia) ambición que la hace Madonna. #Unapologeticbitch4ever.

Sincero o no, she has a point. Si la huevona quiere salir con las tetas al viento, ¿por qué no habría de poder? El mundo se RESISTE (nunca un mejor verbo) a que esta mujer de casi sesenta años actúe como siempre ha actuado porque “ya no es apropiado para su edad”. Ella responde con un enorme dedo medio y pone sobre la mesa la pregunta obvia: qué carajo es “age appropriate” y quién lo decide sino yo. Al ponerse sus transparencias y entrar a la batalla ass first, afirma que la personalidad no tiene fecha de caducidad, no va a dejar de ser ella misma por ser más vieja y, efectivamente, sí está abriendo camino para las mujeres (y gays, let’s be real) que la sucederán, sea o no esta su intención más sincera. Nadie va a levantarle la ceja a Miley cuando tenga 70 años y se esté metiendo un martillo al hoyo (asumiendo que siga viva), estoy seguro. Y se lo deberá a Madonna, como todas le deben todo.

A propósito de todo esto, el otro día conversaba con Mariana sobre el concepto de la edad, lo que se considera “age appropriate” y cómo yo mismo no me siento para nada a tono con (lo que supuestamente “debería ser”) mi edad. Más allá del hecho de que le tengo pánico a la vejez, algo que hoy conversé con unos amigos de la maestría y que explicaré con más detenimiento en un segundo post, la razón por la cual no me siento en mis treinta es porque no tengo ninguna de las responsabilidades asociadas con esta etapa de la vida. No me he casado, no tengo hijos, no tengo casa propia, renuncié a mi trabajo, I’M BACK IN SCHOOL y no tengo la menor idea de qué hacer con mi vida. Básicamente, sigo en mis veintes (¡si no en mis teens!).

Creo que nos vendieron la idea de que “cuando uno llega a cierta edad”, todo se arregla. Ya sabes todo lo que tienes que hacer y cómo será la vida y bla. Clearly, it’s bullshit. Lo que pasa es que si ya eres responsable de la vida de otro(s) ser(es) humano(s), ya no hay mucho tiempo para pensar en lo poco que sabes. You gotta fake it ‘til you make it… and you never truly make it. En adelante, solo puedes confesarle a tus amigos más cercanos que estás perdido en la vida porque la sociedad te juzgará más duramente (desahuévate, cómo es posible, tienes hijos, ¡alguien por favor puede pensar en los niños!). Entonces, si uno nunca tiene que quemar esas etapas de paternidad y matrimonio y bla, ¿qué pasa? Bueno, en mi experiencia, todo sigue un poco parecido. Mi personalidad es la que siempre fue y no hay un contexto que me obligue a cambiar demasiado, lo cual no significa que sea un inmaduro de mierda o que me rehuse a crecer. Más sabe el diablo por viejo y por supuesto que tengo la sabiduría de mis años. But do I still party/befriend/date 20-year-olds? Yes, I do, because we STILL have things very much in common. Nuestras vidas todavía se parecen, le pese a quien le pese, y si a alguien le parece ridículo es su problema y no el mío.

La edad no significa nada. El mundo se puso de acuerdo sobre lo que constituye un adulto, cuándo sucede, qué puede hacer y qué ya no y todo es mentira. O mejor dicho, no es necesariamente verdad, no para todos. Eso de que uno es tan viejo como se siente es absolutamente cierto. Sí, no puedes desgraciarte como antaño porque te empiezan a fallar todos los órganos. Sí, no tienes la piel tersa del ayer y probablemente uno que otro diente no sea original. Sí, no puedes cantar YOUTH de Troye Sivan sin sentirte un poco la mamá de Regina George, but you know what, I AM A COOL MOM AND MY YOUTH IS YOURS, DAMN IT. ¿Por qué tendría que someterme a lo que la gente espera que sea “a mi edad” si no me siento así? ¡Lo que es bueno para Madge, es bueno para mí! Crecer no es envejecer y nunca es ridículo ser quien uno es. #youdontownme #firstwivesclub #YoungerTV

tumblr_naab4z1n5G1txboqio1_500

Si fuera tan huevona como Carrie…

New York city. As warmer days roll around and Spring thaws out the cold hearts of many a Manhattanite, the parade of overly attached couples seems inescapable and never-ending. How is it that in a city so aggressively fast-paced and self absorbed, where people can barely spare five minutes from their busy schedules for an iced chai latte on-the-go, so many men and women found the time to meet? There they are, right in front of me, walking hand in hand, with smiles as bright as these days are long: couples. Couples everywhere. Glowing with puppy-love gleam against the otherwise black-and-white crowd. Sticking out like a crimson, freshly-wacked thumb.

And then there’s me. Sitting by myself in an uptown café, unable to even consider the daunting venture of dating anew over my chocolate almond croissant. The mere idea of getting to know someone all over again, somebody new, is exhausting. But what does that mean? Am I shutting people down from the get-go because I’m still tired from my last relationship, or do I actually wish to remain unattached? There’s a bright side to freedom, and it’s even brighter in the Spring, not to mention the Summer. And still… there’s a nagging little voice inside my head I can’t seem to shake off.

Am I enjoying being a Spring fling queen, or am I just waiting for the king to claim back the throne?
I couldn’t help but wonder… is it me or was it him?

giphy-5

 

(Qué divertido fue hacer esto, csm 🙊).

This is not MFA’s best friend race!

Como, imagino, saben bien, soy fan acérrimo y confeso de RuPaul’s drag race. Encuentro que los reality shows, casi sin excepción, son cualquier basura, excepto RPDR que desde hace ocho años solo mejora progresiva y exponencialmente. Entiendo, sin embargo, por qué la gente está tan obsesionada con los reality shows, especialmente aquí, en una sociedad tan individualista y privada como la norteamericana.

Curiosamente, un texto de la maestría me hizo pensar en esta banalidad (¿será que soy incorregiblemente superficial?). En su Breve introducción a la teoría literaria, Culler dice que “la narración tiene también la función de enseñarnos cosas sobre el mundo, mostrarnos cómo funciona, permitirnos (…) comprender la motivación de otras personas, que en la vida cotidiana nos queda oculta”. Básicamente, como especie, we’re a bunch of creeps. Los seres humanos ansiamos conocimiento absoluto. Leer una novela genera placer porque ofrece un conocimiento completo, “perfecto”, de una situación, incluyendo los motivos detrás de las acciones que realizan los personajes. De alguna manera, lo mismo sucede con los realities. El foro interno no existe, nada queda oculto.

La cita de E.M. Foster que coloca para explicar su punto tiene tanto sentido para Anna Karenina como para Kualquier Kardashian: “[los personajes de las novelas] son gente cuya vida secreta es visible o puede serlo, mientras que nuestras vidas secretas son invisibles. Y por eso es que las novelas, incluso cuando tratan de seres malvados, pueden servirnos de alivio; nos hablan de una especie humana más comprensible y, por tanto, manejable; nos ofrecen una ilusión de perspicacia y poder”. ¿No es esa, en parte al menos, la razón por la que ‘Murica está enloquecida por los programas sobre la vida privada de la gente?

Anyway, esta divagación me hizo pensar en la maestría como una especie de reality show. Como Drag Race, para ser más preciso. Un puñado de personas con backgrounds e intereses muy diferentes, de cierta forma obligados a pasar tiempo juntos, confinados a un espacio pequeño, bajo el estrés de cumplir algún tipo de tarea. Conforme pasa más tiempo, la tensión se acumula  and drama unavoidably ensues. I’d watch the shit out of that, tbh.

Casi desde el comienzo, pero sin duda mucho más este segundo semestre, la gente se desató con sus comentarios… and it was delicious (al menos para mi lado más villano, que disfruta un poco de caos). Alliances were forged. Feelings were hurt. Wigs were snatched. Al final del día, una crítica es una crítica es una crítica. Hay que tomarla como de quien viene, con pinzas, with a side of humble pie y demás lugares comunes que, he aprendido, son el peor enemigo de esta maestría y la mina de oro de quienes buscan ofrecer (al profesor más que a los compañeros) una “lectura juiciosa”/despiadada. Trust and believe, hunty: this is not MFA’s best friend race. It’s all okay, though, I feel. Todo sirve, siempre, ¿no?

Ahora, a lo que vine realmente: a poner gifs de Adore Delano. 🙊
(You didn’t really think I cared about critiques, did you? Este preámbulo fue solo una excusa para mostrarles estos hermosos gifs y que se rían un poco conmigo, como yo me río, every single week).

Cuando el semestre comienza y estás fresco y emocionado de ver a tus amigos y conocer a los demás, and you’re like…

tumblr_n3naozo7W71qzqtn5o1_500

Versus cuando han pasado ya trece semanas, and you’re like…

tumblr_n4ebyy03ix1qlvwnco1_500

Cuando tu entrega está a la vuelta de la esquina y te das cuenta de que eres el pintor del cangrejo y necesitas otros cinco años de contemplación, but there’s no such luck, so you pull an entire week of all-nighters and literally lose your damn mind

giphy-12

Cuando tus amigos empiezan su crítica con “voy a decir lo que me gustó primero” y sabes que te harán pico.

tumblr_n3w6lt0LL31r6wv2wo1_500

Cuando, a pesar de todo, te va relativamente bien.

tumblr_n1kurkxyXO1qlqjbho1_500

Cuando a tus amigos les va mal.

tumblr_n4adxevAQf1t1rvzco2_500

#CorinTellado.

tumblr_mzpo5boewq1r4ka7mo1_500

Cuando alguien es purposely shady.

tumblr_n2loi2krek1qlvwnco1_500-2

Cuando te va mal, but your confidence is not shaken. Sabes que puedes mejorar.

tumblr_ml2e6vB15L1ruvxu4o1_500

Cuando te val mal and your confidence is shaken… pero resulta ser un buen incentivo.

tumblr_n2lolvwBWC1qlvwnco1_500

Cuando le piden a alguien que comente un texto y lee un ensayo con tono pedagógico.

VzC6qd

Cuando lees el texto de alguien, te quieres suicidar de lo poco transitable o sobrescrito que te resulta, no tienes nada que decir… y te toca comentar.

tumblr_n3xj04cWt01qb1rtvo1_500

Cuando el texto de alguien, por el contrario, te encanta y sabes que viene una segunda entrega.

tumblr_n306kyDmky1rosb88o1_500

Cuando la gente se lo toma personal y tienes que recordarles que no lo es.
It’s a learning experience and you can’t grow without ever being critiqued.
Nadie te tiene que hacer ningún favor.

Adore_Delano_fave

Y finalmente cuando cruzas la puerta y te das cuenta que estás en una ciudad increíble, aprendiendo y haciendo algo que te gusta, and whatever happened is like…

tumblr_n3ozb4PRuH1qe2gfgo3_500

You do you, boo! And I’ma do me.
Todo el mundo empieza por algún lado, de todo se aprende and petty vendettas don’t push anyone forward. Por mi parte estoy muy contento y siento que he sacado siempre algo provechoso de lo bueno y lo malo de mis lecturas, de la gente que me entiende y que no me entiende (o a la que no le importa lo que digo, jaja), les encuentro razón (o no) y sigo adelante… and that’s good.

(I seriously cannot get over how zen I’m in New York. Soy, tipo, otro ser humano 😊).
Esta es la mejor decisión que he tomado en mi vida y no lo tendría de ninguna otra forma.

tumblr_mzd3oaf2Gw1r4ka7mo1_500

#Masc4masc

This has taken a while… Me gustaría decir que quise alejarme voluntariamente del tema para volver a él con ojos frescos, pero en realidad lo dejé por flojera. Por flojera y por rabia. Me dio mucha cólera leer y releer la idiotez que publicó ese huevón y decidí, por mi salud mental, to put a pin on it. Mi opinión no ha cambiado en lo absoluto en las dos semanas que han transcurrido desde que me topé con ese mamotreto, así que podría decirse que voy a publicar mi borrador casi, casi sin editar.

Ok, nunca tanto, ciertamente lo he pulido un poquito y además lo he traducido al español… for the most part (al principio lo escribí en inglés porque era mi intención que el huevón me lea y me entienda). Ya no me interesa. Prefiero que los cuatro gatos que me siguen, me lean y entiendan. ¿Por qué es importante para mí escribir este post? El señor sin polo lo dijo claramente: “If something I have written really does bother you than [sic] I challenge you to write your own piece”. Bueno, algo realmente me jode. And though I’m making a conscious effort to not be a judgmental prick these days, esta huevada me da mucha rabia y creo que necesita decirse. Al menos yo necesito decirla.

¿Todos estamos conscientes del fenómeno de “mujereo” entre gays, verdad? Eso de decirnos hermana, amiga, huevona, cambiarnos de pronombre, etcétera. It’s a thing. It’s a FUN thing. Todos lo hemos hecho en algún momento porque, valgan verdades, es muy cague de risa. A mi parecer, es un fenómeno inofensivo. Es el juego de la mariconada. Porque si no somos “hombres”, como nos han dicho una y otra vez, ¿entonces qué seremos? Pues, mujeres. El rechazo total de la masculinidad convencional and the embrace of fierce femininity que se nos impone a todas las cabras por igual.

Cuando digo que “se nos impone a todas por igual” hablo de cuando viene de fuera, de lo que la gente straight asume de uno. Eso es lo que le jode a la musculoca del post y, saben qué, en eso tiene razón. Está mal. Nadie debería asumir que él quiere ser tratado así solo porque es gay. Ninguna cojuda heterosexual debería aproximarse a un gay gritando “hey gurl hey” si no lo conoce. That’s fair. I’m all for that. PERO no está mal que lo hagan si, efectivamente, sí lo conocen y saben que no le importa o le gusta. ¿Qué tiene de malo? ¿En qué arruina eso tu fantasía #masc4masc, Barrett? To each their own.

Cuando es una respuesta interna nuestra a la imposición externa, it’s an inside joke/comeback and a fabulous one at that. Tengan muy claro que no solo lo hacemos porque nos divierte sino porque les jode. También puede ser un gesto contestatario, un gran dedo medio para la gente que nos insulta precisamente por ser femeninos o no-masculinos. O, simplemente, nos da la gana de mujerearnos y cagarnos de risa y chau.

Mujerearse no significa que una quiera ser mujer (see what I did there?). Tampoco significa que ninguna quiera serlo. Como le expliqué a mi mamá cuando me preguntó si, al ser gay, yo quería ser o me veía como mujer, la respuesta es: en mi caso, no. Yo estoy muy bien siendo hombre y estando con hombres, masc and femme alike. Quizá para otros la respuesta sea sí. Hay gente que es súper femenina siendo hombres y todo bien, hay drag queens, hay gente trans, hay gender-fluids, ¡hay de todo, puta madre, y qué! Por algo la comunidad gay ahora tiene más letras que la mierda. Dejen a la gente ser lo que chucha es. Ya de por sí es aberrante que “la masa” nos diga que no podemos ser quienes somos, ¿ahora va a venir esta cabra, una de NOSOTROS, a decirnos que no podemos decir “yas” o “queen” o “slay” porque le da vergüenza? FUCK. NO. YOU BETTA DON’T.

What I’m saying is that we need to really look at how powerful language is“, dice esta maricona. OKAY, LET’S. Empecemos por revisar detenidamente las palabras de este hombre homosexual, privilegiado y blanco:

 “I think this is furthering a stereotype and a stigma that doesn’t actually represent the smart, ambitious and successful community of men that make up our diverse and intelligent brotherhood”

Aquí tenemos dos cosas. Uno, las mujeres no existen para este patán. Al leer este mamarracho uno pensaría que la comunidad gay está compuesta exclusivamente de hombres (y apuesto un huevo a que en su cabeza son todos hombres igualitos a él). Dos, no es de sorprender entonces que la feminidad para este huevón sea algo negativo. Hell, it’s a stigma that doesn’t represent us! Conclusión: actúa “como hombre”, maricón.

“It’s not only about the obvious derogatory words like faggot, but rather a full range of speech that we need to be mindful of when looking to accurately represent ourselves”.

Ok, aparentemente, no nos estamos representando adecuadamente cuando decimos “yassss” o “gurl“. ¿Representando ante quién, mi amor? You’re equating being taken seriously with being accepted by heterosexual establishment. We’re queer. It LITERALLY means “strange or odd from a conventional viewpoint”. Qué diablos nos importará cómo nos está viendo “la gente”. Hace años que dejamos de preocuparnos por eso, cariño. Por eso en tu país hay desfiles y celebraciones por el día del Orgullo y en el mío, marchas y protestas.

“It’s hard to not get caught up in the “fun” of using these words when you’re with specific friends that throw these words around in spirited manners…”

Specific friends. Mejor di que solo está bien decirlo a puertas cerradas donde solo las más mariconas del condado te escuchen y guarden tu secreto. ¿Qué te crees, Ana Frank? Bitch, ain’t nobody looking for you! Ella tenía serias razones para esconderse, tú no. Tú eres un imbécil que cree que los gays más femeninos son la razón por la cual “la gente no nos toma en serio como grupo” (what does that even mean!). That’s some DEEPLY internalized homophobia. No creas que porque eres guapo y tienes N likes en tus fotos sin polo y te comes a huevones muy ricos (asumo), no tienes una autoestima del hoyo y resientes hasta cierto punto ser gay. Language IS powerful y el tuyo te delata.

This is a “let me back into the (straight) fold” speech masked as a “why can’t we all just get along” and I’m NOT here for it. La gente es lo que es y hará lo que le da la gana, déjalos ser. Nadie te impide a ti ser el más insufrible de todos los estereotipos homosexuales que hay y que un comediante que me encanta, llamado Jeffery Self, supo capturar muy bien (hablando específicamente de ti):

Stereotypes come in many forms and the muscular internet-famous white guy who’d rather see this community boiled down to “masc for masc” is my very, very, very least favorite.

A-fucking-men. Lamento decírtelo, “bro”, but as long as you get on your knees and suck dick like the rest of us, you’re just as gay. Ser “straight acting” – qué despreciable frase – no cambiará eso en lo absoluto. Vive y deja vivir. Yo no te juzgaré más allá de este post. SO GO FORTH, YOU DUMB BITCH, AND SLAYYYYYYYYYY!

ezgif.com-add-text-3

LP

Lado A: A view from a bridge

Parto tomando cierta distancia para luego aproximarme con cautela a todo aquello que suene a juicio. I know, right? Quién diría. ¿He madurado, quizá? De hecho siento que desde que me mudé, soy mucho más tolerante y zen. Es más, me atrevería a decir que ahora soy… ¿optimista? Encuentro muy difícil ser judgmental y negativo en un lugar donde puedes ser y hacer lo que te da la gana sin que te miren dos veces. Simplemente no se puede. Don’t get me wrong, I still have no time for your bullshit. Pero no me detengo en ello, no me interesa comentarlo demasiado. A menos que me considere directamente afectado, prefiero pasar de. Suena súper Eat, Pray, Love pero creo que alejarme de Lima me ha hecho bien. Creo que, como sociedad, nos gusta demasiado rajar, condenar y sentirnos perpetuos damnificados. Pero no voy a rajar de Lima ni voy a condenarla ni voy a llorar por cómo me sentía ahí. ¿Qué caso tiene, si ya pasó? Shit happens, hay que soltar nomás.

Ya del otro lado del puente, me pregunto por qué cargué tanto peso muerto conmigo. Me respondo automáticamente “porque quería quejarme”. De hecho todavía quiero, me sale muy natural. Pero mis rants duran cada vez menos and are few and far between. Quizá algún día, pronto, baste con un quick eyeroll, un “ugh” y se acabó. That’d be nice.

Diré esto a favor de Lima y Latinoamérica en general: creo que si nos quejamos de todo es porque creemos que, efectivamente, todo nos corresponde. Todo nos concierne, hasta lo ajeno (¡sobre todo lo ajeno!), y eso no es del todo negativo. Nos hace gente más empática, me parece. Incluso a mí, and you know me, me resulta muy difícil hacer cualquier cosa sin considerar su impacto en los demás. Lo noto en las cosas más estúpidas, como cuando tengo que correr de un tren a otro y procuro no golpear a otros commuters. Uno podría decir que estoy tratando de no golpearme YO y sería lo más lógico; pero la verdad es que pienso “no quiero molestar a nadie”. A veces todo pasa muy rápido y no logro apartarme a tiempo, pero si termino golpeando a alguien, al menos puedo decir con sinceridad que hice mi mejor esfuerzo por ser considerado. Incluso me disculpo a la volada. Un gringo es CERO así. No solo no se disculpan sino que no les importa. It’s me first, me second and me third.

Mi sociedad metiche, soterradamente, me enseñó a pensar en los demás como en mí mismo. Acepto que aquí no es el caso. Bah, es su problema, ¿para qué me voy a complicar? Ain’t nobody got time for that!

 

itiswhatitis

 

Lado B: Half-hearted

Hablando de tomar distancias necesarias y aproximarse con cautela a los juicios, hace varias semanas me reencontré con mi ex y tengo un borrador por publicar titulado “Half-hearted” desde entonces. Como tiene que ver, más o menos, con lo escrito anteriormente decidí editarlo y anexarlo a este post. I sat on it for a month, give or take. De hecho escribí tres versiones del mismo borrador, pero decidí no publicar ninguna porque en todas sus encarnaciones la sangre siempre estaba fresca.

Cuando lo escribí por primera vez era un absoluto melodrama. Me dio vergüenza y lo borré. It wasn’t right, I didn’t really feel that way. La segunda vez solo tenía ganas de sentenciar, de cerrar. Hervía por no poder abrir la boca y darle un final certero, absolver o condenar. Me pasé semanas pensando en la huevada, caminando con un globo en el pecho que se insuflaba más cada día, eliminando cualquier posibilidad de pasar por mi garganta. Yo proceso todo por escrito, pienso en voz alta, pero temía que emitir (y publicar) un juicio sería reventarlo, reventarnos… y no en el sentido que alguna vez habíamos disfrutado.

Me sentí tentado a cascar de un solo golpe mis sentimientos y dejar que las esquirlas revienten el globo de una maldita vez, chips fall where they may. Quería decir la huevada más severa que se me ocurrió (y de hecho escribí): Mientras sostenía tu cabeza contra mi pecho, descubrí que tu cabello es más oscuro ahora y ya no te amo. ¿Pero cómo iba a lanzar así nomás palabras tan agudas, tan duras, de las que ni siquiera estaba seguro? No, eso era demasiado contundente para algo tan suave como tú y yo.

Esperé. Pasó una semana, luego otra. Se fue enfriando, haciendo costra. Ahora, desde una distancia prudencial, creo que he logrado descifrarme, contener lo que siento, reducirlo a frases, a líneas que pueden deslizarse por la boquilla del globo. I can finally get it out, I can finally get it right: Mientras sostenía tu cabeza contra mi pecho, descubrí que tu cabello es más oscuro ahora y quise protegerte, como siempre, pero no es mi lugar. Que haya o no amor es irrelevante, no soluciona el problema, no es suficiente.

La verdad es que te quise mucho para admitir que, incluso ahora, estamos en lugares diferentes. La geografía no ha hecho más que ponerlo en evidencia. ¿Y sabes qué? Me alegro de que sea así, de que no tengamos siquiera la oportunidad de cagarla. ‘Cause Godney knows we’d try and fail. Tengo treinta y un años y puede que no sepa lo que quiero, pero sí sé quién soy y te deseo lo mismo o algo mejor. Me tranquiliza saber que te estás buscando. Es el momento correcto. Thank you for letting me see you off and finally let go.

Me sorprende lo mucho que se puede querer a alguien en tan poco tiempo y cuánto puede sobrevivir. Me sorprende aún más este tipo de break-up con amor. Creo que jamás me había pasado. O sea, ahora estoy en buenos términos con mis exes, but you best believe that when we broke up I burnt that shit to the GROUND. Esto es muy diferente, la casa no está en llamas. Simplemente la desocupamos, cada quien a su ritmo y por su lado, porque en este caso es lo mejor para los dos. I thought Gwyneth was full of shit, but apparently “conscious uncoupling” really is a thing.

Eso sí, debo decir que este tránsito hacia la paz interior se vio seriamente obstaculizado por las valoraciones y prejuicios de algunas personas sobre las relaciones cortas, so quick to dismiss them like they couldn’t matter. “Solo fueron X meses”, “ha pasado N tiempo”, “supéralo, no es para tanto”. Agradezco las buenas intenciones y deseos de superación pero ya, huevones, déjenme. Qué necesidad de juzgar lo que no conocen. Por último, si fue importante para nosotros, ¿qué tanto? We’ll get out of the tub when we’re good and ready.

And I think – finally – the time is now.

1wbMbD

 

 

Twenty years: Boys for Pele (1996)

“Moses, I know.
I know you’ve seen fire,
but you’ve never seen fire until you’ve seen Pele blow”.

Muhammad, my friend. Tori Amos.

 

 

 

 

El domingo conversaba con Camila sobre la muerte de David Bowie y lo afectado que me sentí pese a haber seguido su carrera muy tangencialmente. Era la primera vez que nos veíamos desde el año pasado, pues yo me fui a San Francisco el último 29 y ella a México el 30 y no regresó hasta el sábado pasado. Le conté que esa noche no pegué el ojo y que a la mañana siguiente fui al edificio de Bowie a despedirme con un lirio negro. Si se preguntan por qué un lirio negro, en realidad tengo una gran respuesta, pero no lo supe hasta mucho después. La verdad es que cuando entré a Shu’s Flowers y lo vi, no tenía ni puta idea de qué era (en mi defensa, aún no había florecido… and also, I’m not into flowers). Era la única flor negra que vi y me pareció fantástica. Súper estilizada, alta, delgada, like Bowie himself. It spoke to me, así que la compré. En la caja me enteré qué había elegido: a black tiger lily. Lo busqué en Google to double check. Efectivamente, correspondía. Clic en Imágenes…

caa8e325eadedfaa71164fbba364819e

 

Tiger lilies open up like stars, so a black tiger lily in bloom equals a black star (or ★, if you will). Me pareció tan adecuado que me habría gustado haberlo planeado así. En fin, we got to talking y me encontré diciendo las siguientes palabras: “en realidad, solo hay tres artistas por los que me tendrían que sedar si se mueren. Morrissey. Madonna. Tori Amos”. Camila echó la cabeza hacia atrás sorprendida. Sabía que amaba a Moz, como buen emo. Sabía que amaba a Madonna, como buen homosexual. Pero aparentemente no sabía que amaba a Tori Amos. “No me imaginé”, me dijo. Me pareció raro ya que tengo más o menos 25 fotos con la huevona y de hecho era mi fondo de pantalla hasta que Zuko, mi gato, la desplazó. Fun fact: en la época en la que aún era mi fondo de pantalla un amigo me preguntó si era mi mamá, jajajaja.

No recuerdo a cuál foto se refería, so here’s all of ‘em!

Creo que cualquier persona que me conoce desde hace un tiempo sabe que vivo y muero por esta mujer. Pero últimamente no hablo de ella nunca y casi ni la escucho porque no ha salido de gira o sacado material nuevo desde 2014. Me imagino que a eso se debe que mis nuevas amistades no sepan mi nivel de fanatismo. Pero eso se va a arreglar en este momento. Breve repaso antes de entrar al tema que nos atañe: la primera vez que escuché a Tori era 1999 y yo tenía quince años. Spark era la canción ICPNA en Doble 9. Me hipnotizó desde el comienzo, pero por alguna razón me rehusaba a aceptar que me gustaba. Después de oírla ene veces (¡cuándo diablos ha tenido Tori Amos tanta rotación en radios!) me di por vencido y la grabé. SÍ, LA GRABÉ. AS IN EN UN CASSETTE. SOY UN ANCIANO, DÉJENME. A la semana vi el video en Nación Alternativa con Ruth Infarinato, back when MTV actually played music videos. A la semana vi un segundo video, no recuerdo si Raspberry Swirl o Jackie’s Strength. Digamos que fue Jackie’s. A la semana de eso, salió Raspberry Swirl. A la semana de eso me compré el disco, From the choirgirl hotel. I was OBSESSED from the very first listen.

Hasta ese momento, Choirgirl era uno de los discos más importantes de mi corta vida. “Le debo toda mi salud mental”, pensaba. And then… un día cualquiera de 1999 entré a Phantom de Larcomar (¿existe todavía?) y encontré la última/única copia en Lima del álbum que le precedía, Boys For Pele. Si realmente le debo mi salud mental a algún disco, sería ese. Fanatismos aside, es una obra maestra. Reventé ese disco como ningún otro que he tenido y, como todo se dio en una suerte de cadena interminable, a los días de comprármelo mi revista Cable Mágico (yes, this is WAY back in the day) anunciaba que transmitirían su concierto en el Madison Square Garden en HBO. Lo grabé. SÍ, EN VHS. We’ve already stablished these are the old days of yore. Hoy daría mis riñones por viajar en el tiempo y estar en ese concierto. Pocas cosas serán tan geniales again.

Un par de meses después, aún en 1999, salió To Venus and back. ¡El mundo quería que escuchara a Tori Amos! No dejaban de salir cosas suyas por todos los rincones. Mi tía me lo envió desde Miami, pero yo ya me lo había comprado porque no pude esperar. Le vendí la segunda copia a una amiga en el Británico. El resto es historia para quienes la conocen. La seguí por todo el mundo (MUNDO, literal) y ha sido una compañera constante en mi vida… hasta que sacó The Beekeper que es una mierda (aunque irónicamente creo que es el único disco que tengo autografiado).

La última década no ha sido tan buena con Tori. Sus discos post-Scarlet’s Walk son un poco hit and miss. Culpo a la hija. Pero en fin… sigue siendo increíble en concierto y es la única artista a la que sigo fervorosamente en todas las fechas que me es posible. Por ejemplo, ahora que vivo en Nueva York, pretendo ir a cualquier fecha que tenga aquí, en Boston, Philadelphia y Washington DC. But I digress… no voy a hablar de lo que pasó después de The Beekeper porque meh. Quiero volver a Boys for Pele porque hoy cumple 20 años. (Ugh, todos los discos que me gustan están cumpliendo 20 años. #vejez).


Growing up gay is no easy feat
. Al menos no lo era “en mi época”. La conversación era incipiente, ciertamente no teníamos a Blaine y #WhatsHisRatFace de Glee chapando en la tele. Me acuerdo cuando Jack McPhee llevó a un huevón a su prom en Dawson’s Creek y fue, como que, el Apocalipsis. El punto es que no era fácil, no se hablaba, no había mayor representación. Seguía significando ser un paria, seguía generando miedos estúpidos, seguía siendo “pecado mortal”… y cuando uno es chico no entiende por qué le toca crecer con esta carga, tan diferente a la del resto. Yo, particularmente, sentía que llevaba un hueco adentro. I longed for something/someone I had never met. Había perdido algo y no sabía qué. I felt broken up with life y es desde esta pérdida que conecté con el mejor break up album de la historia: Boys for Pele.


Cuando entré a la universidad, mi devoción por Tori (y particularmente por Boys for Pele) solo se hizo más profunda. Ahora que sufría actual heartache, cada canción era una capa de piel nueva, regenerada. Me iba devolviendo la forma humana que perdía every time some boy burned whatever relationship we had into the ground. Por ejemplo, de mi primer non-boyfriend boyfriend, de lejos el peor que he tenido y la mejor lección de vida, guardo pocos recuerdos. Uno de ellos es escuchar furiosamente Caught A Lite Sneeze y repetirme a mí mismo “didn’t know our love was so small, [it] couldn’t stand at all” cada vez que me hacía alguna cagada. Pese a ser el año 2002 (o 2003 o 2004, ‘cause this went on for a WHILE), siempre volvía a Pele. And why wouldn’t I? It’s genius.


Algunos años después, en 2005, pude agradecerle a Tori en persona todo lo que hizo por mí sin saberlo, en una librería en Nueva York. Era febrero y todo estaba congelado, pero yo estaba tan starstruck después de hablar con ella que dejé literalmente TODAS mis cosas en una silla en Barnes & Noble, incluyendo mi abrigo, chalina, gorro, guantes, you get the idea. Cuando regresé por mis huevadas, la guardia de seguridad, que era una negra robusta y buena onda, se cagó de risa y me dijo “honey, happens all the time“. Esa es una de las pocas cosas que recuerdo de mi primer encuentro con Tori porque, again, estaba tan starstruck que no retuve ningún tipo de información. Solo sus ojos, que eran hermosos.

En el 2007 me fui a perseguirla por todo Florida, básicamente. Ahí escuché Caught A Lite Sneeze en vivo por primera vez y canté a viva voz con una amiga que hice en Orlando, much to the dismay of the other fans. Lo notamos, de hecho, pero dijimos “que se jodan”. They might’ve seen her a bunch of times, but we’d never seen her so we get to sing. La he seguido en casi todas sus giras desde ese año, con la excepción del 2009 y del año pasado que hizo una mini gira de festivales en Europa. A través de ella he conocido amigos de puta madre, he viajado a sitios random donde jamás pensé estar (¿Crans-Montana, Suiza? Really?), y he encontrado consuelo cuando lo necesité. So, yes, I’ll have to be sedated when she dies and this is the album that I’ll most likely play on a miserable loop.

Felices 20, Pele.
Realmente nunca había visto fuego como el tuyo.

tumblr_nx2bldOWIQ1r3tf54o1_400

Wins and losses

Poco después de la medianoche, sentí la diferencia. Mi cuerpo estaba reaccionando muy diferente. Como nunca en la vida and it kept getting worse. Ninguno de mis movimientos era voluntario, no sentía nada del cuello para abajo y, de hecho, del cuello para arriba era aún peor. Estaba consciente, lo entendía todo, pero no podía hablar. Lo más desesperante de todo, quizá, era darme cuenta de cómo el proceso de habla se iba atrofiando mid-sentence. I wasn’t blacking out, I wasn’t blanking either. My thought was very much still there, I just couldn’t push it out. En el avión de ida había visto varias películas, incluida Still Alice, y solo podía pensar “esto debe ser lo que se siente tener Alzheimer”. Mis amigos me agarraban los brazos y las piernas, me percaté de que se movían solas y pensé: “ah, y esto debe ser el Parkinson”.

En mi vida no han habido muchas drogas, solo he consumido marihuana, cocaína y poppers (aunque estos últimos ni siquiera los registro como droga, pero supongo que lo son) y siempre limitado por la regla de oro: nunca compres. Esto quiere decir que solo acepto en la medida en que se me invita, lo cual reduce el consumo de forma casi incalculable. Para tranquilidad de todos, puedo contar las veces que he jalado con los dedos de una mano. La coca no me pone. “Era joven”, “estaba probando”, “creí que me animaría”, bla, bla. Weed on the other hand… has never failed to relax me and bring me joy. En alguna época quizá mi consumo fue más constante. Paraba más seguido con gente que fumaba bastante más que yo, me invitaban and it was all good fun. Ahora es bastante más esporádico, creo que solo si me provoca no hacer absolutamente nada y dormir rico. And sometimes not even then, since I gotta get into someone else’s stash.

Creo que si alguien me dijera que puedo disfrutar de algo sin consecuencias por el resto de mi vida, siempre elegiría el alcohol por encima de cualquier droga. Actually, I’d choose sex, but that doesn’t move my story along. Sin embargo, he fumado y/o comido marihuana responsablemente por muchos años y no tengo nada que reprocharle. Por eso encuentro tan extraño que una galleta me haya hecho convulsionar y perder la capacidad de hablar, but I guess it did. En realidad, no lo creo, pero no hay otra explicación. Es eso o tengo epilepsia y no lo sabía. Supongo que ahora deberé ir al médico o algo. No lo sé.

So this is why I’m having such a hard time believing it: uno de mis amigos me dijo que quizá simplemente “no estaba acostumbrado”. Le recordé que tres días atrás, en la fiesta de año nuevo, me había comido exactamente la misma galleta, más cerveza, más pisco. Estaba en el hoyo, ¡pero no era Michael J. Fox! También me acordé de ese año nuevo en la playa, hace un par de años, en que me comí cuatro brownies seguidos y terminé en Plutón, pegado a las cosas, cagándome de risa, sintiendo la arena debajo de mi cuerpo. Amiga, I’ve had my share of baked goods y mi reacción siempre ha sido la misma, una normal y maravillosa despreocupación por la vida que me dura ene. This was something else, but I guess it could happen… después de todo, ese día almorcé un pitcher de margarita y no mucho más.

The thing about this experience is… I really, really, really felt like dying. Mi primera preocupación fue que se me hubiera activado algo que tenía dormido y que me fuera a quedar así de por vida. Mi segunda preocupación fue que “de por vida” significara within the next minutes. Traté de incorporarme, pero no podía mover nada a voluntad, solo el cuello. El pecho se me cerraba cada vez más y tomar agua (a través de una cañita) se me hacía más difícil y riesgoso. De pronto ya no podía controlar nada y solo escuchaba al roommate de mi amigo, que estaba conmigo, repitiendo que todo estaría bien y que me relajara (que en inglés suena a que “me deje ir”). Bitches, I saw the freaking light… like, literally. Después de eso no había manera en la Tierra en que fuera a “dejarme ir”. Quién lo diría.

buffy_i-dont-want-to-die-that-is-something-right

Repetí una y otra vez que no estaba listo, pero creo que nadie me escuchó porque ya no podía hablar bien. Pensé en mi vida y en la gente que quiero… fue raro, porque solo pensaba en cómo sus vidas seguirían sin mí (y yo célebremente dije alguna vez que “todos dejarían de existir cuando yo muera”, jaja). Luego pensé en “lo que todavía no había hecho”, así, junto, como un concepto sin desglosar. To my surprise, no me importó. Quería seguir viviendo porque quería seguir viviendo, period. No porque tuviera un plan o hubiese algo en particular que necesitara hacer. No me faltaba nada, realmente, pero quería disfrutar mi vida más tiempo. De hecho, llegué a pensar “wow, nunca publiqué nada de lo que escribí” (pensando que me gatillaría un lamento muy hondo y podría negociar la extensión de mi vida) y descubrí que no me importa en lo más mínimo. Lo que yo quería era tiempo, muchísimo más tiempo, aunque sea para tener algo que lamentar… así que me alejé de la luz. Al rato me dormí y mi despertar al día siguiente fue, básicamente, así:

tumblr_lzwsscAj571qh01r8o1_500

Ese día no hice mucho. Fui recuperando todas mis funciones cerebrales, pero me sentía súper extraño aún. Me la pasé viendo tele y comiendo, básicamente. Me despedí de mis amigos y en la madrugada me fui al aeropuerto. Dormí todo el vuelo. Llegué a Nueva York y dormí de nuevo, todo el día. Sentía ganas de hablar con alguien sobre la experiencia, pero no sabía con quién ni qué decir. Luego se me iban las ganas porque en el fondo yo mismo no lo he descifrado del todo, prefería seguir durmiendo. Empecé a escribir este post sin saber aún cómo me sentía y sin haber cruzado palabra con otro ser humano en 24 horas o más…

is-this-hell-buffy

¡Y henos aquí ahora, del otro lado! Llego al final de esta entrada sintiéndome mucho mejor y me respondo “no, son las 8:30 de la mañana. Tienes que sacar la ropa de la secadora, ir a comprar comida, al banco y a la universidad a devolver el adaptador de la Mac. This is not hell, this is life still“. Así que, on that note, voy a darme una ducha para ir a Trader Joe’s, hacer mis compritas y regresar oficialmente al mundo de los vivos. Maybe get some french toast and cereal on the way? El desayuno siempre ha sido la única comida que me genera placer y hoy tengo ganas de complacerme sobremanera.

It’s gonna be a great day, isn’t it? #xoxo.

buffcereal_zpse3e66513